Además, tudosis

27 octubre 2014

Corrupto, el disfraz estrella de Halloween

Por

Nada provoca más miedo que un político corrupto. Porque con lo que han robado uno tras otro, tu no tendrías que llevar la penosa vida que te han impuesto a base de recortes y reformas laborales.

Quienes pensaban que el ébola sería el rey del mambo esta festividad de todos los santos, se equivocaban. Lo que de verdad va a triunfar es el disfraz de corrupto, ya sea a lo Blesa, a lo Pujol o a lo Granados, aunque la lista para elegir es tan larga que uno ya no sabe en quién inspirarse.

Cuello italiano, nudo windsor y raya diplomática. El estilo perfecto del corrupto medio.

Lo primero que tienes que hacer es buscar un modelo al que parecerte y luego aplicarte en buscar un atuendo básico del perfecto corrupto. Por lo general, y dado que son de cuello ancho, les encantan las camisas de cuello italiano, más abierto de lo normal. Ya sea por las comilonas, que acaban engordando la papada, o por la flacidez propia de la edad. Aunque en realidad, la mayoría están convencidos de que el cuello italiano es de lo más elegante y les procura un aire distinguido.  El nudo de la corbata les gusta poderoso, tal y como ellos se sienten, así que echan mano del clásico windsor que para eso va que ni pintado. Los trajes, mejor gris marengo o raya diplomática, que viste mucho en las altas esferas en las que se mueven. Las camisas blancas o azul oxford, que tampoco es conveniente meter más la pata probando nuevas combinaciones. A ellos les basta con aprenderse la de la caja fuerte en Suiza o las de las cuentas en las islas Caimán.

 

 

Los complementos son muy importantes para aderezar el disfraz básico. Tarjetas black, pañuelo asomando por el bolsillo del traje y pelo engominado a lo vampiro, si vas de Blesa. Un reloj enorme en la muñeca y alguna pulserita, espuma efecto mojado, más una corbata en colores agresivos, si te decantas por Granados. En el caso de Pujol, una saca de la que asomen milloncejos y un talonario de un banco andorrano pondrán la guinda. No te olvides de ir echando la bronca a diestro y siniestro. Menudo eres tu, a ver quién es el guapo que duda de tu honrabilidad. Faltaría más.

 

 

0 Comentarios

Además, tudosis

21 octubre 2014

Psicosis y termografía en Ghana

Por

Por Joaquín Rodríguez (piloto de Iberia y principal compositor y letrista de Los Nikis)

Termografía en el aeropuerto de Ghana.

“El otro día fui a Ghana. No fue por turismo, aunque me hubiera gustado porque creo que es un país estupendo, sino porque trabajo de piloto en una línea aérea. Entre Ghana y los países con ébola solo está Costa de Marfil haciendo de parapeto. Bueno, algo es algo.

 

En Ghana están siendo muy precavidos por la cuenta que les trae. Yo sólo estuve en el aeropuerto y en el hotel, pero vi que se lo tomaban en serio. Había dispensadores de líquido para esterilizar las manos por todas partes, carteles sobre el ébola con las medidas necesarias para evitar contagios y al pasar inmigración nos hicieron un termografía. ¿Qué es una termografía? Buena pregunta. En todas las tripulaciones hay siempre al menos un enterao. En nuestra tripulación había dos, mira tù qué suerte, y los dos confirmaron que esa pantalla donde salía nuestra imagen en movimiento, pero con colores pop, era una termografía. Me lo creo, no pienso comprobarlo en la Wikipedia.

Los colores delatan si alguien tiene fiebre. Las cabezas salían de color amarillo. Supongo que si salieran naranjas significaría que esa persona tiene más de 37 de fiebre.

 

Iba a llegar mi turno de enfrentarme a la videotermomáquina, o como se llame. Delante mío había una azafata y el siguiente era yo. Incluso tuve la desfachatez de hacer una foto con el movil en la que se puede ver en primer plano a la azafata y detrás al graciosillo apretando el disparador. Hasta ahí bien. De repente, un tsunami de pensamientos agoreros inundó mi cerebro: ¿Qué pasa si mi cabeza sale naranja en la pantalla, ahora que llega mi turno? ¿Me separarán de mi tripulación para llevarme a un hospital aislado en las afueras de Accra? Si falta un piloto ¡El avión no sale mañana! ¡Que alguien vaya llamando al cónsul! ¡Dios mío, voy a salir en todos los periódicos! Seguro que buscan en Facebook y ponen una foto mía haciendo el ridículo.

 

No sé si fue la imagen del hospital africano o la portada de El Mundo con mi foto vestido de fallera (¿Quién me mandaría colgar esa foto?) lo que hizo que varios litros de sangre subieran de golpe a mi cabeza. Dicen que en situaciones así, la gente se suele quedar helada. Yo no. Yo soy mas de sofocón. En este caso, de sofocón instantáneo, como cuando me ponía colorado en la adolescencia. Ahora sí que tengo claro que voy a reventar la termografía. Mi cabeza no va a salir amarilla ni naranja. Va a salir de un color rojo chillón tirando a morado variando en la tonalidad al ritmo de los latidos, que los noto ya en toda la cabeza. Juraría que mi cráneo se hincha y deshincha siguiendo el ritmo cardiaco, que en un instante ha pasado del “Love me tender” de Elvis al “Blitzkrieg Bop” de Los Ramones.

 

Una hora mas tarde estábamos cenando un exquisito buffet asiático en el restaurante del hotel. Yo estaba cabizbajo y extenuado por culpa de los dos segundos más terroríficos de mi vida. El bajón posterior al subidón de adrenalina me había anulado física y psíquicamente. A pesar de todo, tuve la lucidez de conectar mi movil al wi­fi del hotel y, discretamente, borrar la foto de fallera del muro de mi Facebook”.

 

 

0 Comentarios

Política, tudosis

20 octubre 2014

Podemos hace terapia colectiva

Por

Iñigo Errejón y Pablo Iglesias no dejaron de consultar lo que se decía de la Asamblea en las redes

Las patologías a tratar eran dos principalmente. Una interna, dejar claro que quien lleva las riendas decide si el liderazgo se ejerce de forma colectiva o centralizada. Y otra externa, articular las herramientas para que la ilusión contagiosa que ha provocado en una parte de la sociedad española se expanda y ocupe todos los huecos precisos para lograr una mayoría. El partido de Pablo Iglesias se ha mirado por dentro durante el fin de semana en el palacio de Vistalagre de Madrid y ha tratado de dotarse de las estrategias emocionales necesarias para lanzarse a conquistar la Moncloa en las próximas generales.

 

Oficialmente se presentaban las propuestas sobre el modelo de partido que ya se han estado debatiendo en la Asamblea Ciudadana creada en Internet y que se podrán votar vía telemática durante la próxima semana, pero en #VistalegrePodemos las personas que forman los círculos se han visto las caras con los dirigentes. Y a base de gestos se lo han dicho casi todo. De buenas maneras pero con una considerable carga de profundidad.

 

Las sillas reservadas a la santísima trinidad con sus nombres: monedero, iglesias y errejón

-Una minoría incómoda

Cerca de 8.000 personas el sábado, y algo menos el domingo, han participado en la Asamblea constituyente. Una multitud importante para quienes se subían al estrado y palpaban su reacción al instante, pero un porcentaje pequeño ante los más de 130.000 con derecho a voto que finalmente decidirán. Aunque el equipo de Pablo Iglesias sabía que se enfrentaba a los más activos y críticos, como reconocía uno de sus ideólogos, porque los que están de acuerdo suelen quedarse en casa, no quita para que hayan tenido que pasar el trago de sentir en vivo y en directo su ambivalencia. Fervor por lo que representa Iglesias pero desacuerdo con su propuesta de partido porque lamina el poder de los círculos evitando que se conviertan en reinos de taifas. Algo que ya tenía previsto el núcleo duro desde antes de hacerse un apoyo tan llamativo en las Europeas.

 

-Del aplausómetro a los no aplausos

Los aplausos encendidos que envolvían las palabras de Pablo Iglesias y en menor medida las de Carolina Bescansa, Iñigo Errejón o Juan Carlos Monedero, competían con la cerrada ovación que la mera aparición de Pablo Echenique provocaba. El eurodiputado que defiende más pluralidad en la cúpula era el abanderado de lo que la mayoría allí presente quería echar en cara al núcleo duro.

Entre los asistentes se escuchaban conversaciones en las que lamentaban que estaban siendo demasiado prudentes a la hora de mostrar su discrepancia. Las caras tensas de los cinco miembros fundacionales con la sonrisa congelada cuando el auditorio se ponía en pie ante Echenique al advertir que “en un órgano de más personas se cometen menos errores” o con el “las elecciones no las gana un secretario general ni tres ni 100: las gana la gente” de Teresa Rodríguez, la eurodiputada que junto a su compañera en Bruselas Lola Sánchez defiende Sumando Podemos, reflejaban la incomoda situación.

Harto quizás de la pugna de aplausos, Iglesias pidió en su intervención del mediodía del domingo que nadie le aplaudiera mientras explicaba las razones para no liderar el proyecto si su propuesta no se imponía. Nadie entendió la performance que proponía. “Vamos a demostrarles que somos capaces de no aplaudir una intervención”, dijo sin especificar a quién ni por qué iba dedicada la ‘demostración’, aunque parecía un simbólico rapapolvo a los que le aplauden a él como líder pero no comulgan con su fórmula de organizar el partido. Por cierto, que la treta de apartarse a un lado ya la usó Felipe González ante la polémica del referéndum de la OTAN hace 18 años, dimitiría si no le apoyaban.

 

-Haz el amor y no la guerra

Pablo Iglesias, Monedero, Errejón, Bescansa y Alegre se han deshecho en besos y abrazos a sus adversarios ideológicos. A pesar de la dureza con que se ha expresado Teresa Rodríguez, y que entre bambalinas alguno de los que la escuchaba repetía “se está suicidando”, la cúpula ha optado por ensalzar las diferencias tal y como vienen haciendo hasta ahora. En el consejo ciudadano habrá sitio para todos, era el mantra que repetían con una sonrisa conciliadora en los labios los dirigentes cercanos a Iglesias a los que interrogabas sobre el encaje de Echenique y cia al concluir el proceso. Este ¿irónico? Tweet de Echenique lo clava:

Los contenidos no son para la Asamblea

Impacientes seguimos muchos por saber en qué se concreta la manera de hacer política de un partido que se proclama distinto a todos. Sigue siendo un misterio cuándo conoceremos cuales son las posturas más detalladamente que la brevedad de un titular. La alergia a profundizar comienza a ser preocupante. Si antes de las Europeas la propia cúpula reconocía que era una estrategia que funcionaba y ya habría tiempo de comprometerse, cada día que pasa resulta más monótono continuar con el invariable discurso de la casta. Las lagunas de los cinco fundadores en materia económica cantan demasiado y exigen una puesta a punto en asuntos que requieren respuestas más allá de echar mano de las tarjetas Black y Emilio Botín.

Al menos nos queda claro que las consultas a la ciudadanía serán telemáticas. Aunque ese 30% de la población que no está conectada habrá que ver cómo se lo monta. Y también que Pablo Iglesias está dispuesto a pactar imponiendo sus condiciones, aunque la redacción de su discurso aparentase afirmar lo contrario: “Puede que nos ofrezcan la presidencia del gobierno a cambio de pactos, puede que nos ofrezcan presidencias de comunidades autónomas o traten de seducir a los futuros alcaldes y alcaldesas de Podemos a cambio de pactos y puede que digamos, en esas condiciones, no”.

Lo que no es de recibo es que Podemos opte por perpetuar el rol de la mujer como cuidadora de hijos y ancianos. Y que ese papel lo integre Bescansa en sus discursos en lugar de hacerlo uno de los varones de la cúpula. Así sería más fácil pensar que Podemos no es como los demás.

 

Artículo publicado en El Huffington Post

0 Comentarios

Política, tudosis

20 octubre 2014

Cataluña me aburre que me mata

Por

Hasta Rajoy y Mas están aburridos de si mismos

Todo se desmorona a nuestro alrededor. No hay institución que no esté tocada. Las tarjetas black y la corrupción sistémica, el ébola y la Sanidad, la tercera crisis dentro de la Gran Recesión con el estancamiento de Alemania -por lo pronto las exportaciones españolas sufren su mayor caída en cinco años-.

Y sin embargo, institucionalmente solo se habla de Cataluña.

“¡Qué hartazgo!” -les decimos a los diputados catalanes- “¿Es que no veis que la gente desconecta en cuanto sale la bronca entre Mas y Rajoy?” “Puede ser, pero la sociedad catalana es un polvorín. Mas no está muerto”, dice un miembro de CiU.

 

Aunque la realidad es que hasta en los pasillos del Congreso, las compras en lencería y clubs de alterne de las tarjetas opacas generan más morbo entre sus señorías que la consulta versioneada. “No debería aburrir tanto el problema catalán porque va a acabar estallando en las manos al Gobierno”, reflexiona José Enrique Serrano, el fontanero por excelencia de los socialistas, ahora que el PSC (Partido Socialista de Cataluña) y su tercera vía cobra nueva relevancia.

 

Miquel Iceta, secretario general del PSC, está de acuerdo: “En teoría deberíamos ser la solución, porque somos los únicos que tenemos un camino sensato. Pero el principal problema está en Madrid, donde el Gobierno no quiere mover ficha hasta el 10 de noviembre. Aguantar hasta entonces, desaprovechando la oportunidad de avanzar, supone un desgaste enorme, lo venimos diciendo desde hace meses”. Iceta está muy preocupado por esa imagen que se ha transmitido de que Mas es un zombi, cuando existe un interés general en el Parlament por aguantar el 2016, a pesar de que ERC haya escenificado una ruptura que no es auténtica: “Van todos muy apurados. Si creen que el problema se ha aparcado, no es verdad porque Mas tiene 50 diputados y nosotros 20 y va a ser difícil resistir hasta 2016 con otra crisis económica, aunque prorrogue los presupuestos”.

 

ERC necesita tiempo. Tiempo para ampliar su número de concejales en los ayuntamientos catalanes porque ahora mismo está en clara minoría, y para consolidar su poder, antes tiene que gobernar en los municipios. Alfred Bosch, el intelectual de Esquerra en Madrid, se muestra conciliador: “No era el modelo que habíamos pactado, pero vamos a ofrecer nuestra colaboración porque hay que ir a otro escenario que nos sea útil. Tendremos que dar nuestro apoyo a esos puntos de votación y a un proceso de consulta que va a durar varios días”. Y mientras habla de mantener el apoyo a CiU, el convergente Carles Campuzano insiste en que “no se ha acabado nada. En Cataluña hay una mayoría que quiere cambiar el status quo, unos quieren las independencia y otros la reforma constitucional. Pero la idea que ha calado de que esta es la oportunidad de construir una nueva Cataluña, no ha cambiado”.

 

Tampoco ha cambiado el hastío que produce el dueto Mas-Rajoy. Los diputados, por mucho que tengan encomendado soltar sus respectivos mensajes sobre Cataluña, también se aburren. “¿Oye, qué ha pasado en la Permanente del PP, han expulsado a Rato?”, nos preguntan. El aval de los empresarios de Madrid a Arturo Fernández, el experto en invertir en su propio negocio con las black, se convierte en alternativa a Cataluña. “Debería dimitir”, resuelve Juan Moscoso, el nuevo portavoz económico de Sánchez, opinión que comparte el portavoz económico del PNV, Pedro Azpiazu. El diputado vasco sale mosqueado con Montoro por su insistencia en “seguir aplicando el manual merkeliano, que está llevando al estancamiento a la propia Alemania”. Ahí Pedro Sánchez tiene algo que aportar: “Estuve la semana pasada en Alemania y ya les dije que tenían que invertir”. Ya nos imaginamos el eco que han tenido sus recomendaciones. Idéntico efecto que el que habrán causado sus consejos en Mas y Rajoy: “A Mas ya le he dicho que respete la legalidad y a Rajoy que el diálogo no es suficiente”.

 

Por si las sugerencias de Sánchez no calan en la canciller alemana, ni el president ni en el inquilino de Moncloa, los socialistas catalanes negocian a dos bandas con toda la discreción que pueden. “Vamos a ofrecer un pacto a Mas, sin marcar el calendario y con unos gestos ideológicos que lo justifiquen, aunque también estamos hablando con Duran, pues hay una opción remota en el caso de que rompiera con Convergencia -algo que difícilmente ocurrirá antes de las elecciones del 2016-”, reconoce un dirigente del PSC.

 

Pero si nos dejamos llevar por las noticias que pitan en la lista de lo más visto, hay que volver al ébola y a Ana Mato, que hoy se ha hecho un intensivo mañana y tarde para no tener que dimitir, o que la dimitan, como el responsable del operativo que sacrificó a Excalibur. Según ella la razón fundamental para permanecer atada a la silla es: “Me dedico a mi trabajo en cuerpo y alma”.

 

Artículo publicado en El Huffington Post

0 Comentarios

El estilo de los políticos, tudosis

11 octubre 2014

Pablo Iglesias Superstar gracias a la casta nacional

Por

Hosanna hey, sana sana sana oh sanna hey, sana oh, sanna Oh. El coro de Jesucristo Superstar se queda corto para el recibimiento que la opinión pública ha dado al líder de Podemos.

Y el recibimiento va in crescendo desde que @pilarportero le hizo esta foto en julio, la mañana en la que dió una conferencia en el Ritz, organizada por el Forum Europa, Sancta Sanctorum de “la casta”, esa que desde el 25 de mayo no hace sino darle más y más votos. Por qué ¿cómo no pensar que los usuarios de esas tarjetas black que han colmado la paciencia nacional, a base de gastarse nuestro dinero en ropa íntima, comilonas, coches y safaris, no son los mejores aliados de Pablo Iglesias?

 

 

No le preguntamos si la camisa blanca, los vaqueros claros -donde se adivina el móvil ¿Iphone?-y las deportivas negras son de Alcampo. Damos por hecho que a pesar de su nuevo escaño como parlamentario europeo, sigue siendo buen cliente de las grandes superficies, solo que en Bruselas quizá. Sería propaganda interrogarle sobre cuánto ha costado todo lo que lleva encima por comparación con los trajes de Yusti que se encargaban los consejeros y directivos de Cajamadrid o de la Casa Real, por valor de casi 3.000 euros. ¿No sería darle cancha para hacer demagogía? Algo de lo que le acusan tirios y troyanos para su divertimento.

 

 

Cada día más gente que temía el populismo del de “la coleta” y Podemos, comprende mejor el éxito de estos tipos -los amigos de Iglesias se visten y piensan muy parecido a él, al menos el núcleo duro- que rentabilizan la ganas de la ciudadania, de dar “una patada en la boca” al stablisment, al sistema en su conjunto, aunque el programa de Podemos sea populista, ambiguo, idealista y utópico como mínimo. Pero tanto Iglesias y sus colegas, como Luis Alegre o Carolina Bescansa, defienden que todo es viable. Como ejemplo valgan algunos casos latinoamericanos que espantan a la clase política nacional. Iglesias y Errejón viajan a América Latina y defienden el Ecuador de Correa o la Bolivia de Evo Morales, que no hace falta recurrir a la manoseada Venezuela y Hugo Chavez, que tanto les han echado en cara por el dinero que les dieron.

 

 

¿Qué cuando se va a quitar la coleta? Uf, antes se quitará la perilla con bigote. Lo del pelo lo tendrá difícil a partir de ahora, porque igual que en España se convirtió en su seña de identidad, en  Bruselas también es conocido ya por la cola de caballo -no, mejor coleta que la cola de caballo arranca de los alto de la nuca-, así que puede tirarse así veinte años más, si es que sobrevive a los seísmos que le esperan. Una melena limpísima y esponjosa.

 

 

De todas formas, Pablo Iglesias, el nieto de Lola Zapater y Manolo Iglesias, el hijo de Javier Iglesias -un abogado rojo, inteligente y conocido como “El Cabezón” o “Perolo” en honor al tamaño de su cabeza y lo mucho que en ella encerraba- tiene correa y es roqueño. No en vano está criado entre Vallecas y la zona Norte de Madrid, Rascafría, adonde acudía a pasar el verano a casa de su abuela Lola, con otros primos hasta bien entrada la adolescencia. Incluso ya en la adolescencia, su colega y amigo -hoy compañero de fatigas políticas- Luis Alegre, subía de Buitrago del Lozoya para disfrutar algunas jornadas. Por entonces ya eran díscolos, protestones y contestatarios, pero distaban mucho de imaginar que su incorfomidad iba a llegar tan lejos, hasta convertirles en las moscas cojoneras de un sistema minado de tipos corruptos que les iban a poner chorros de propulsión supersónica a las suelas de sus deportivas, con las que amenazan pisar las alfombras más poderosas.

 

De momento, aquí está, brazos cruzados, impecablemente pulcro y mirando a la cámara como quien no tiene nada que esconder, un tipo que pasaba por allí en el momento oportuno. Está por ver que la oportunidad no se instale como puro oportunismo entre sus filas. De todas formas, con la que está cayendo sobre la clase económica y política de este paìs, los que apostaron el 25 de mayo que el de la coleta y su Podemos no venían para quedarse van perdiendo 3 a 1. Veremos.

 

 

 

 

 

 

 

 

HOJA DE RUTA:GUADARRAMA

La infancia y adolescencia de Pablo Iglesias está vinculada a la Sierra Norte de Madrid, en especial a Rascafría y todo el Valle del Lozoya, donde su familia paterna tiene raíces desde hace décadas. Además, a las faldas de la Sierra de Guadarrama ha compartido también vida con colegas como Luis Alegre, en Buitrago del Lozoya. Tanto Rascafría como Buitrago encierran joyas como el Monasterio de El Paular -el primero- y la única muralla que se conserva bien en la zona, la de Buitrago. La ruta por el Valle y la Sierra merece la pena y está a una hora de Madrid, con parajes aún por descubrir.

 

 

MAS INFORMACIÓN EN GUÍA REPSOL

 

 

2 Comentarios

Política, tudosis

07 octubre 2014

Soy uno de los puestos de trabajo que se crearon en septiembre, a 58 euros al mes.

Por

Carlota E. Ramírez.

Tres meses después de volver a España, tras acabar mi Erasmus,en lo mejor del barrio de Salamanca – me cuentan que lo llaman la milla de oro- me han pagado mi primer sueldo: 58 euros. A a 3,6 euros la hora, en un una tienda de una multinacional “verde”, dedicada a los productos ecológicos, zumos y verduras sanas, regentada por gente joven que dicen haber pasado por lo que todos nosotros. El local abrió en agosto.  El domingo, 5 de octubre de 2014, al recoger mi nómina y el cheque con esos 58 euros por trabajar cuatro horas -aunque tengo que estar a las 9.30 y me voy a las 3 para abrir caja y cerrar las cuentas todos los domingos- deprimida y humillada, pensé que si comparo renta per capita y desarrollo, ya no estamos tan lejos de los sueldos asiáticos, esos que mueven las campañas contra Nike o Zara. Pese al miedo por prescindir de una mierda de trabajo, pudo mi dignidad y me marché, eso sí, trs esperar a que otra viniera a hacer cargo del negocio. Y aún así, mi conciencia no está tranquila ¿Y si no encuentro otra cosa?  El mes pasado yo fuí uno de los puestos de trabajo que el Gobierno Rajoy. Os adjunto mi historia con mi maravilloso contrato de 58 euros y la nota que dejé a mi jefe, por si os sirve de algo.

La carta que dejé a mi jefe sobre el mostrador al ver mi nómina

A finales de junio aterricé en el aeropuerto Adolfo Suarez-Barajas, en Madrid. Se había acabado mi año de Erasmus. Mi año de descubrirme y encontrarme a mi misma, de valerme por mi misma en otro país, mi año en una universidad increíble a primera vista, y más increíble aún si estudias en ella. Mi año de trabajar los fines de semana y poder pagarme mi propio alquiler.

Al principio tenía mucho miedo. España es un país que últimamente me deprime un poco.  No el país en sí. Pero tanto yo como la gente de mi alrededor llevamos años escuchando y sobre todo viendo que hay que tener mucha suerte para seguir adelante en este país, para encontrar un trabajo que te permita autoabastecerte. Vemos a compañeros irse de la universidad e incluso del país; sabemos que la mayoría no podemos independizarnos, tenemos que seguir viviendo de nuestros padres de la misma forma que cuando teníamos catorce.

De las primeras cosas que hice, después de actualizar mi CV en español, poniendo mi experiencia de cinco años en hostelería y un inglés casi perfecto -lo de mi carrera universitaria ya sabía que me iba a servir de poco-. Fue lo mismo que hice en Inglaterra para buscar trabajo: buscar ofertas por internet. Pero en vez de mandar cinco CV como hizo falta allí, mandé unos sesenta en unas pocas semanas, sin ninguna llamada.

Así que empecé a salir a todas partes con una carpeta con mis CV metida en la mochila, para entregarlos a la primera que viese ofertas en los comercios y bares de Madrid. Pero a nadie le interesaba una estudiante de universidad sin disponibilidad completa. Para mi sorpresa, cuando lo daba todo por perdido, me llamaron de una tienda en el corazón del barrio Salamanca. Una franquicia internacional con muy buena pinta, jefes jóvenes que no debían llegar a los 35 años, y todas mis compañeras entre los 20 y los 25, algunas estudiando también. Llamé a mi madre corriendo cuando hice la entrevista y me cogieron. Bromeé:

-“Mamá, ¡que existe el trabajo en España! Jajaja”.

Me contrataron para trabajar únicamente los domingos, con un sueldo de 104, 76 euros al mes, a 6,54 euros la hora, lo cual, a pesar de ser bastante menos de lo que cobraba en las islas inglesas, me pareció bien. No puedo pagarme el alquiler, pero al menos era un dinerillo extra, y los domingos no me importaba quitarme horas de estudio. Comencé el primer mes de trabajo sin contrato, entre que me apunté a la S.Social, me hicieron el contrato, etc…El mes de agosto cobré en negro, y no cobré nada mal (200 euros por 20 horas aproximadamente), pero estaba a la espera de estar dada de alta en la SS y de tener un contrato legal. Por fin.

Todos los domingos llegaba veinte minutos antes para abrir caja y la tienda,  y me iba una hora después de cerrar, cuando acababa de recoger y cerrar caja etc. Estaba contenta. Al menos no me sentía estancada y estaba haciendo algo más de experiencia, en un sitio que presume de ser ecológico, natural, emprendedores…El mes de septiembre lo comencé ya con mi contrato, animada y contenta, vendiendo los productos (tan naturales y sanos) a mi familia y amigos, y orgullosa de mi misma.

Imaginaos pues, cual es mi sorpresa cuando a finales del mismo mes, mi jefe me deja mi nómina en la tienda para que la vea y cobre cuando vaya a currar  y me encuentro que, con la deducción de los impuestos que me han hecho, mi sueldo al mes se queda en 58,63 euros, lo cual no llega a cuatro euros la hora (3,66 exactamente). Llamo a mi jefe (pues debe haber un error en la nómina, con ese dinero me puedo pagar el abono transportes que utilizo para ir a trabajar y me sobran 8 euros para una peli en el cine), y después de unas ocho llamadas (sin exagerar), consigo que me lo coja y me escuche. Le digo que me voy, que me niego.  Me pidió que esperara a que viniera alguien a sustituirme y esperé hasta la una, que llegó otra persona, accionista de la empresa. Os ahorro el trato que me dispensó.

Tuve ganas de llorar. Me sentí humillada y sobre todo me dio rabia, joder, que estamos en España, en un país del primer mundo, dentro de la UE, con unos derechos por los que hace tiempo, muchos lucharon e incluso murieron por conseguirlos. Allí la dejé, riéndose mientras hablaba por teléfono y con la tienda abierta.

 

MÁS EL CAOS EN LA UNIVERSIDAD POR FALTA DE AYUDAS

A esto de arriba se suma mi vuelta a la universidad pública de Madrid. Donde aún, habiendo empezado mi curso a principios de septiembre, no han hecho los trámites de mi matriculación. No puedo meterme en la página virtual para descargarme el temario de las asignaturas, los textos… y prepararme mis exámenes. Y todo ello porque el año pasado fuimos alumnos de movilidad y al haber cursado un año Erasmus y haber vuelto en verano, parece que es más complicado hacer nuestra matrícula. Eso sí, nosotros, los alumnos, teníamos todos los papeles e hicimos toda la burocracia en junio, en las fechas marcadas por la universidad, justo para que no pasase esto, según ellos. Todos los papeles firmados, fotocopiados, copia de nuestras notas en el otro país, etc… ¡Y yo que este año me quería poner las pilas y subir media y resulta que ni siquiera puedo tener acceso a los materiales básicos de mis asignaturas!

Como siempre, cuando preguntamos en administración, nos mandan a la Oficina de Relaciones Internacionales, y de allí, a los profesores de cada asignatura, y estos nos dicen que se resuelve todo en administración. Y así llevamos un mes mis compañeros de movilidad y yo. Recordando nuestros primeros días de clase el año pasado, lo fácil que fueron los trámites en las universidades inglesas, americanas, holandesas, finlandesas… Y esto es lo que nos encontramos en las universidades públicas de España: falta de organización, menos personal que hace años, currando más horas y por menos dinero; y por tanto, algunos de ellos, haciendo con menos motivación su trabajo. También menos catedráticos y más profesores con sueldos que no son suficientes para todo lo que hacen (Sí, porque en este país, cuando algún catedrático de la universidad pública se jubila, en vez de contratar otro catedrático por unacantidad decente de dinero, contratan siete profesores por una miseria).

Hace unos días estuve hablando con un amigo que estaba de visita por Madrid. Pues él se fue igual que yo el año pasado de Erasmus, pero a Finlandia; y tras conseguir por sus propios méritos unas prácticas en una empresa internacional, y conseguir inversores para su proyecto; le contrataron (por supuesto, también por sus propios méritos). Y ahora está allí construyendo robots para niños autistas. Para él, a pesar de los seis meses de noche eterna que tiene que pasar en invierno, es un sueño lo que está pasando en su vida. Le pregunté qué iba a hacer con la carrera, ya que aún le quedan por lo menos un par de años para acabarla, igual que a mí. Y para mí (ya no) sorpresa, me dice que ese tema es lo que más triste le pone, ya que ha intentado sacarse la carrera a distancia, ha hablado con la universidad, los profesores.. Y se ha encontrado que ya no es que no haya tenido aquí las oportunidades que ha tenido en otro sitio, si no que no le facilitan ni si quiera el poder seguir con sus estudios. Ha dejado la carrera aparcada y actualmente está encantado con su nuevo trabajo.

Con todo esto, no quiero solamente quejarme, que también (a todos nos gusta quejarnos de vez en cuando). Si no llegar a entender algo, encontrar una respuesta. Porque no entiendo nada. Lo único que sé es que acabo de llegar y tres meses después parece que ya quieren que me vuelva a ir, por muchas ganas que ponga. Y que no se preocupe el gobierno del señor Rajoy, que en cuanto pueda me las piro.

 

54 Comentarios

Política, tudosis

05 octubre 2014

Podemos: 5 tics modernos y 5 viejunos

Por

Están en estado de gracia, han pasado de ser unos desconocidos para la mayoría de los españoles hasta el pasado 25 de mayo, a convertirse en unos santones, a los que los medios de comunicación de referencia -que les habían ignorado por desconocimiento o miedo- utilizan para aumentar el tráfico y ser modernos. Intente usted hacer un tuit o postear en facebook cuestionando algo sobre Podemos y las víctimas que les han erigido en sus héroes le caerán sobre la chepa como fieras, aunque no seas sospechoso de militar en las filas de la casta.

Hemos viajado hasta el elemento natural donde se han ido gestando tras el estallido del 15-M, a las facultades de Políticas, Sociología y Filosofía de la Complutense, para seguir de cerca su puesta en escena y conocer mejor a los segundos espadas, ahora que Iglesias, Errejón o Monedero están ocupados en el estrellato mediático.

 

Han pasado ¡tan solo 7 meses! desde que un día de la primavera de 2014 vimos emerger a Íñigo Errejón del metro de Moncloa en la capital, esperanzado ante la perspectiva de lograr dos eurodiputados. O tres con muchísima suerte. Esta vez nos hemos sentado con Luis Alegre (numero 3 o 4, alter ego de Pablo Iglesias desde la adolescencia y uno de los cinco miembros del núcleo duro), con Eduardo Maura (tataranieto del famoso político conservador don Antonio Maura -instigador de la “revolución desde arriba”- y uno de los responsables del programa) y Carolina Bescansa, la mujer a la que se le atribuye el mérito de haber detectado el hueco para crear una organización como Podemos tras el 15-M, analizando las encuestas.

Luis Alegre, coordinador de la Asamblea Ciudadana

Con Alegre y Maura comemos en el comedor de profesores de la Complutense por poco más de 6 euros (invitan ellos); con Bescansa, en el campus de Políticas en Somosaguas, también en el comedor de profesores. Invitamos nosotras. Hablamos sobre esos vicios viejunos que les acechan y sobre cómo gestionar la participación, columna vertebral del proyecto.

 

Están en plena efervescencia del proceso constituyente, viendo cómo se integran con los “ganemos” y otras plataformas para las municipales, pero sobre todo, en plena bronca democrática -Bescansa y Alegre dicen debate- sobre cómo articular y canalizar el poder de los millones de votos que cada día van acumulando, mientras las siglas de los partidos tradicionales (PP y PSOE, sobre todo) se desgastan con la crisis y Cataluña. Ellos no tienen miedo a ese desgaste, queda poco más de un año para las elecciones generales. Y siguen contando con bazas brutales: una, dice Alegre, el cabreo de la mejor generación y la más formada de los jóvenes de este país, que son sistemáticamente humillados por el sistema (la casta); otra la conoce y ha desarrollado bien Bescansa: el uso inteligente de las redes sociales con mucho conocimiento y sin miedo a nuevas herramientas de participación -algo sencillo con gente como Pablo Soto y Miguel Ardanuy- y sobre todo, la enorme capacidad de la clase política para mantenerse en la estulticia y seguir siendo obtusos con lo que tienen delante de las narices.

 

LOS 5 TICS MODERNOS

 

1-El uso de las redes. Tanto Luis Alegre como Carolina Bescansa saben que esa es su primera baza y la cuidan. Alegre subraya que “tenemos capacidad para convertir en trending topic el hashtag que nos propongamos. En las plataformas informáticas tenemos multitud de informáticos dispuestos a trabajar con nosotros gratis. Igual que en otras áreas, como la audiovisual. Son grupos propios que han sido despedidos de empresas como Telemadrid, por decir una. Hacen vídeos, ruedan, todo lo que les hace sentirse útiles”. La viralidad y la espontaneidad marcan la diferencia entre la estrategia en redes de los partidos clásicos y Podemos. No es lo mismo obligar a los militantes a crear cuentas y cuentas de apoyo, que lograr canalizar la energía y las ganas de cambio que circulan por la red.

 

2-Desarrolladores y creadores de programas en organización ejecutiva. Desde el primer día “el equipo de desarrolladores y de redes ha formado parte de los núcleos de debate y en la toma de decisiones de Podemos” puntualiza Bescansa. Eso es algo que contrasta con los partidos tradicionales, donde a un tipo que sabe de ordenadores no se le escucharía en la Ejecutiva ni de broma. Hasta ahora. Extrapolando la importancia de las redes e internet, tanto Bescansa como Alegre mantienen una y otra vez que “la acción en red es el mejor mecanismo para hacer política si no tengo tiempo por mis obligaciones”. Se puede hacer política mientras cuidas al niño en el parque, solo con darle a un botoncito y oír un click para votar una propuesta que te satisface, dicen. De la creación de apps y plataformas que permitan la participación segura y multitudinaria, depende en una parte importante el éxito de Podemos. La adaptación de Appgree a la plaza pública de Podemos ha permitido que miles de personas participen a la vez. Cuando probaban su uso, Íñigo Errejón preguntó a los cerca de 8000 conectados en ese momento, cómo definirían Podemos. Democracia, participación, transparencia, fueron los tres conceptos mayoritarios. Los fundadores confían en que “a mediados de octubre” tengan todo listo para acabar con fiabilidad el proceso que se ha abierto tras las asambleas.

Carolina Bescansa y Pablo Iglesias

3-La transversalidad ideológica o sustitución de las ideologías por las preocupaciones de los ciudadanos y las enunciadas en el 15-M. Todos, desde Iglesias a Errejón, hasta Maura, Alegre o Bescansa, repiten invariablemente que la dualidad izquierda-derecha es viejuna y está superada. “Nosotros hemos acotado nuestro espacio ideológico al respeto a los derechos humanos y desde ahí proponer y discutir” puntualiza Bescansa sin ningún problema. Eso les permite recoger el voto de miles -o millones, ya veremos- de ciudadanos de diferentes tendencias. Sobre asuntos conflictivos como el aborto, Alegre lo despacha con “libertad de las mujeres para decidir sobre su propio cuerpo” y sobre Cataluña apunta que “solo hay una estrategia cortoplacista, el PP da por perdida Cataluña”. Como ya han dicho, les gusta Guanyem y Ada Colau. Ellos mismos insisten en la transversalidad para captar votantes de cualquier ideología. “Tenemos un voto raro. En todos los sectores, desde los 18 a los 54 años, somos los más votados, y un 10% es voto del PP”, explica Alegre. Al mismo tiempo, Eduardo Maura añade que para hacer pactos con IU tendrían que aceptar primarias abiertas, consejos ciudadanos en las listas abiertas y que las listas se escojan del primero al último. “Tenemos un ADN muy diferente”, recuerda el tataranieto de Don Antonio, aunque puntualiza que mantienen su voluntad negociadora.

 

4- Vocación internacional. Su ideología no es de derechas ni de izquierdas, pero sus contactos internacionales sí que muestran tendencias claras. Pablo Iglesias y Alegre jamás ocultan su admiración por Alexis Tsipras, el líder de Syriza, partido la izquierda radical y ahora jefe de la oposición en Grecia y con el que Iglesias y Alegre mantienen una estupenda amistad. Casi tan buena como la relación con el partido griego -con el que trabajan en el Parlamento Europeo- son los contactos que han establecido con figuras como el cineasta Ken Loach -aunque para Edu Maura es algo mayorcito ya- y el joven escritor y líder antiestablishment Owen Jones, que les han recibido en Londres con curiosidad. Maura estará estos días también en Inglaterra, para repetir contactos con Jones y Loach, además de con el escritor, historiador y periodista pakistaní Tariq Ali. En un momento como el actual en el mundo árabe, al joven Maura le parecen muy interesantes sus teorías.

La reciente gira por Bolivia, Ecuador y Uruguay de Iglesias y Errejón, donde se han reunido con los presidentes de los tres países, muestra la estrategia de oficializar su papel como portavoces del pueblo frente al poder político-económico y potenciar la acción global. Además de atraer el apoyo de los inmigrantes con derecho a voto.

 

5-La seducción a los medios de comunicación, dándoles lo que necesitan: audiencia. Tras la perplejidad por los datos arrojados el 25 de Mayo y que pusieron a Podemos en el ojo del huracán -no hay más que ver lo que ha pasado en los últimos meses entre la propia casta y el desprecio inicial de los prebostes de los grandes medios de comunicación-, hubo grupos en los que estuvieron vetados, más o menos sutilmente. Pero al final, las audiencias cantan, y las grandes cadenas privadas -Tele5 y Antena 3-, que habían dejado a Pablo Iglesisas y Podemos para sus segundas marcas -Cuatro y La Sexta- ahora han tenido que ceder y darles cancha. Un proceso idéntico al que han seguido los grandes diarios de referencia y los medios digitales, que de ignorarlos olímpicamente han pasado a discutir a Público -donde se emite La Tuerka de Iglesias y Monedero desde el primer día- el monopolio de los líderes de la formación. Los share o las listas de lo más visto imponen sus normas, hasta el punto de que desde las posiciones escépticas o críticas han pasado a la santificación, cosa de la que los principales cerebros de Podemos son conscientes y estimulan, sabiendo que el estado de gracia no va a ser permanente.

 

LOS 5 TICS VIEJUNOS

1-El líder y su rottweiler. González y Guerra, Aznar y Cascos, Zapatero y Mª Teresa Fernández de la Vega. Ahora son Pablo Iglesias y Juan Carlos Monedero los que están a punto de caer en la tentación de repartir los papeles del bueno y el malo. Entrarían en el club de las viejas parejas presidenciales. A los líderes de toda la vida les ha resultado muy cómodo practicar esa especie de cesión de poder a un segundo, dispuesto a sacar el látigo para mantener el orden alrededor del presidente y preservar limpia su imagen.

En Podemos aseguran haberse dado cuenta y están tratando de que los cinco miembros del grupo fundador -Iglesias, Monedero, Errejón, Alegre y Bescansa- se repartan el protagonismo, aunque en la práctica es Errejón, mucho más moderado en sus expresiones públicas que Monedero y con un ego aparentemente bajo control, a quien están situando a la derecha del padre. Monedero corre el riesgo de diluirse sutilmente, como le ocurrió a Vestrynge en cuanto los círculos pidieron su cabeza. Un verso suelto que hace cambiar de canal a muchos seguidores cuando se expresa en la tele.

 

2-Descalificar en vez de profundizar. El discurso sobre la casta ya es compartido por una amplia mayoría que está de acuerdo con la necesidad de comenzar de nuevo. Superada esa fase, ahora se trata de detallar las propuestas, en vez de incidir cansinamente sobre lo mal que lo hacen todos. Preguntamos a los portavoces de Podemos, visto que ellos mismos han vendido el referéndum como fórmula de participación ciudadana, cómo se gestiona un Gobierno que tiene que someter a votación el pago de la deuda, la renta básica, monarquía o república, etc. Bescansa dice que Podemos es una propuesta metodológica, no se puede vivir en un proceso de consulta permanente, pero hay que ser muy rigurosos y que la ciudadanía tenga capacidad de derrotar a los mensajes institucionales. “Tenemos los mecanismos, se van a someter a consulta siempre las listas abiertas, hay que dejar claras las condiciones del contrato”. Aunque, según Pablo Soto, uno de los desarrolladores más brillantes que colaboran con Podemos en Participación -junto con Miguel Ardanuy- “sería sencillo sondear la opinión de una comunidad vía telemática antes de votar en un pleno”.

3-Frases para los 20 segundos del Telediario o un tuit. Es un reproche habitual de los periodistas a los políticos que manufacturaren titulares que encajen en el corte del telediario o frases de 140 caracteres con pretensiones de retuiteo masivo. Simplificar tanto el mensaje lo vuelve demagógico. Este ejemplo reciente lo podían haber soltado varios políticos profesionales en cualquier mitin o programa de TV: PODEMOS @ahorapodemos .@Pablo_Iglesias_ “Nuestros gobernantes se convierten en perritos falderos de Merkel, nosotros admiramos a los que están con su pueblo”. Las consignas facilonas son una de las señas de identidad de la vieja política y favorecen la banalización de los problemas. Resultan gratis y efímeras.

 

4-Endogamia. Resulta difícil sacudirse de encima la endogamia, porque al final es humano sentirse más cómodo entre colegas. Eso mismo opina Luis Alegre sobre los políticos profesionales, sin ver la viga en el propio. El núcleo duro de Podemos son todos profesores de la universidad -la misma, además- y no ocultan la relación de amistad que existe entre ellos, sobre todo entre Alegre, Errejón y Pablo, que han jugado juntos. La dificultad para formar parte de su círculo de confianza es manifiesta para algunos de los que les rodean. Tampoco se ha visto gran interés por incorporar a pesos pesados de distintas disciplinas, excepto que sean extranjeros y no vayan a inmiscuirse en la organización. Existen empresarios de compañías tecnológicas, de energías alternativas o del mundo cultural, entre otros, dispuestos a colaborar, con los que no estaría mal contar para enfrentarse al poder económico que gobierna este país. No solo de la universidad vive el hombre.

 

5. ¿Secretario general? Como Cospedal o Pedro Sánchez. Chirría más que pasar las uñas por una pizarra imaginar a Pablo Iglesias con ese cargo impreso en las tarjetas de visita. Porque si te haces llamar secretario general, lo siguiente es tener tarjetas de visita en las que figure ese título junto con el de profesor honorífico de la UCM -otorgado por la casta académica para que pases oficialmente a ser uno de ellos y contar con tu complicidad-. Es cierto que no es sencillo designar al líder, una vez que sea elegido. En el núcleo de confianza, tras darle muchas vueltas al asunto, parece que se inclinan por portavocía…

 

0 Comentarios

Política

01 octubre 2014

La pugna por el aborto se traslada al Tribunal Constitucional

Por

O que no amaba a "todas" las mujeres

El Gobierno y los diputados del PP respiraban hoy más tranquilos ahora que el aborto ha cambiado de tejado. Se nota que se han quitado dos pesos de encima. Un anteproyecto de ley que les podía costar un millón de votos, según sus propias estimaciones, y “un ministro al que nadie soportábamos porque es engreído, ambicioso y carece de olfato y de medida de los tiempos, dos puntos clave en política”, en palabras de un conocido diputado popular, que expresa la satisfacción generalizada que se respira en las filas de Rajoy, a excepción de ciertos casos crónicos como el del diputado Eugenio Nasarre que “está cabreado como una mona”, tal y como resaltan algunos de sus compañeros de los que bailan la jota.

El aborto se deja así en manos del Tribunal Constitucional, donde su presidente, Francisco Pérez de los Cobos, lleva tiempo frenando las pretensiones del magistrado ponente sobre el recurso del PP, Andrés Ollero. “Hasta cuatro veces ha rechazado Pérez de los Cobos el texto que Ollero tiene en el cajón ya terminado esperando a que esto se solucionara” explica una fuente del PP que ha seguido muy de cerca el proceso de la salida de Gallardón y conoce los entresijos del Constitucional. “¿Sabes lo qué va a pasar si Ollero persiste en la dureza de su texto? Pues que al final, en el caso extremo de que no se bajase de la burra, los magistrados conservadores dejarían a Ollero solo o muy poco acompañado y se unirían a los progresistas” añade una fuente próxima al Constitucional que recalca que Perez de los Cobos, a pesar de ser conservador, ya votó en contra del recurso del PP al matrimonio homosexual y que en este caso tampoco ve inconstitucional la ley del aborto socialista.

Si es cierto que reina tal unanimidad ante el aborto, ¿por qué no se retira el recurso que está en el Constitucional y se zanja ya el asunto? La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Saénz de Santamaría nos despacha con el argumento de que ese recurso no lo planteó el Gobierno, sino el Grupo Parlamentario Popular y “son ellos son los que deben decidirlo”, tratando de desligar claramente al Ejecutivo de lo que suceda a partir de ahora. Carlos Floriano no ve necesario retirarlo porque “lo normal es que el Constitucional acelere ahora la sentencia sobre nuestro recurso y que su texto nos ayude a mejorar nuestro proyecto de ley. El Tribunal ha dicho muchas veces que estaba a la espera de que se resolviera la tramitación del anteproyecto, así que lo lógico es que ahora sí que lo saquen pronto”. Una de las diputadas que junto con Celia Villalobos tenía fama de estar menos de acuerdo con la reforma de Gallardón, Matilde Asian, mantiene la misma postura: “Yo no la retiraría porque después de tanto tiempo es interesante conocer la opinión del Tribunal sobre la norma. Además, la tendrían que retirar los mismos diputados que la presentaron en la anterior legislatura”. Oficialmente parece ser que el recurso no tiene nada que ver con el actual grupo parlamentario. Quienes lo presentaron hace cuatro años, fueron Federico Trillo -ahora embajador en Londres-, Santiago Cervera -que dejó el partido al ser acusado de presunto chantaje y Sandra Moneo, actual portavoz de Igualdad en el Congreso, y que ha optado por hacerse la sueca, pues lógicamente la decisión no es suya, por mucho que dentro hayan decidido cargarles con el recurso: “Pregúntaselo al grupo, creo que han dicho que no se va a retirar”.

Ni tan siquiera el ministro de Interior, Jorge Fernández, conocido por su postura afín a los grupos provida que anoche se manifestaron en la sede de Génova contra la decisión de Rajoy ha querido meterse en el asunto. La detención del presunto pederasta de Ciudad Lineal le ha venido de perlas para obviar la retirada del aborto. “Fernández no ha dado nada de guerra con el aborto y eso que tenía razones, ni en los Consejos de Ministros ni fuera. Los provida no quieren una ley, lo que buscan es que se diga que abortar es delito y ya está. Por eso es difícil satisfacerles”, reconoce una fuente cercana a Moncloa.

Las prisas de Rajoy por anunciar la retirada ayer a la salida de un acto tontorrón (un Congreso de Relaciones Públicas) no se debían al miedo a los provida, sino al temor a Gallardón. “Lo que quería evitar Mariano es que Alberto llegará aquí y anunciara en sede parlamentaria, a bombo y platillo, su dimisión, cuando el presidente del Gobierno estaba camino de China. El mutismo de hoy sobre la salida de Gallardón se debe a que no le tragábamos”, apunta una señoría del PP, más que satisfecha con el desenlace.

PUBLICADO EN EL HUFFINGTON POST

1 Comentario

Política

18 septiembre 2014

El Constitucional al rescate del aborto del Gobierno

Por

Rajoy parece dispuesto a que Gallardón se coma el marrón solito

¿De verdad el Gobierno va a renunciar a su reforma de la ley del aborto por razones electorales? ¿De verdad esto es una batalla entre Gallardón y la vicepresidenta Sáenz de Santamaría?

El teatro que el propio Gobierno está montando en torno al aborto está más guionizado de lo que parece, y todavía hay actores que esperan su turno para salir a escena, como por ejemplo, el Tribunal Constitucional. La excusa de que Pedro Arriola, gurú demoscópico de Rajoy, ha convencido con sus encuestas al Gobierno de que hay que olvidarse del aborto porque la sociedad lo rechaza no es una razón de peso, ni tan siquiera para otros asesores demoscópicos próximos al PP. Narciso Michavila, sociólogo y presidente de GAD3, nos asegura: “Si alguien cree que el principal motivo por el que el PP ha perdido 2,6 millones de votos entre la europeas de 2009 y 2014 es la reforma de la ley del aborto, es que no se está enterando de nada de lo que sucede en la sociedad española. Alfonso Guerra reconoció entonces que el debate del aborto le dio la victoria electoral a Jaime Mayor Oreja”.

Incluso la mujer de Arriola, Celia Villalobos, vicepresidenta del Congreso y la más significada contra la reforma, no entiende que Gallardón amenace con dimitir si el proyecto queda en stand by: “Las cosas no las decide solo un ministro. Yo he sido ministra y ha habido propuestas mías que el presidente y el consejo de ministros no han considerado oportunas. Y entonces, te la envainas“.

Está por ver si se la van a envainar también los votantes que apoyaron una de las pocas promesas electorales que el Gobierno iba a cumplir, que tal y como su valedor ha dicho hoy en el hemiciclo, con un perceptible temblor en las manos, responde a “profundas convicciones mías y del Gobierno”. Nadie toma en serio las amenazas de dimisión del ministro de Justicia. “Gallardón solo mira por sus propios intereses. No va a tirar su futuro por la borda, abandonando el barco antes de tiempo“, dice convencido un colega del Gobierno.

Este es el primer acto de la función. En el segundo acto, algunos esperan que el Constitucional salga al rescate del anteproyecto de Gallardón. Las plataformas estatales contra la reforma del aborto temen que el Tribunal Constitucional le resuelva al Gobierno la papeleta política, porque hace tres años que el TC tiene en un cajón la respuesta al recurso de inconstitucionalidad a la ley del 2010 (en vigor) y lo pueden sacar en cualquier momento. “Es una espada de Damocles que sigue pesando sobre la cabeza de las mujeres si no se retira ese recurso”, explica la diputada socialista Angeles Álvarez. El próximo viernes, las plataformas trataran de tomar la delantera convocando una manifestación para el día 28 de septiembre para frenar lo que se avecina.

Y es que el magistrado ponente en el Constitucional sobre el recurso del aborto es Andrés Ollero, un miembro del Opus Dei que fue diputado del PP durante 17 años. “El Tribunal Constitucional hace más política que toda esta cámara junta. Y Ollero se puede poner el mundo por montera y arrasar en el texto de resolución. Ahora bien, no existe ninguna institución en este país ajena a una reacción en la calle. Y si sacan una sentencia al estilo Ollero, pueden encontrarse con una respuesta ciudadana contundente. Tienen por delante un año y pico para elegir el momento, y el Tribunal siempre ha jugado con los plazos”, argumenta un ex ministro socialista, que conoce los entresijos de los magistrados y que está preocupado por cual será el papel de la oposición si finalmente Rajoy renuncia tanto al aborto como a la elección directa de alcaldes. “Primero tendremos que esperar a ver si retira el aborto”, responde Pedro Sánchez, que parece no habérselo planteado todavía.

El sociólogo Michavila cree que los grandes partidos se sienten más cómodos instalados en temas como el aborto o el machismo, como si aun estuvieramos en la sociedad de los 80, en vez en los nuevos problemas sociales: “Si algo están reclamando los electores es más transparencia, por eso es poco comprensible que el PP se plantee retirar una propuesta incluida en su programa en función de supuestos estudios secretos realizados por sus gurús. Como si las encuestas fueran pócimas secretas“.

Publicado en el Huffington Post

1 Comentario

Economía, tudosis

15 septiembre 2014

Las 5 diferencias entre la muerte de Botín y la de Isidoro Álvarez

Por

Han muerto a los 79 años, en la misma semana y  sin poder disfrutar de la jubilación, como están deseando el resto de los mortales. Ambos eran dos pesos pesados del poder empresarial patrio y tenían un personalísimo estilo de llevar las riendas de sus emporios. Pero la cercanía de su óbito demuestra que hasta en las altas esferas existen clases.

Estas son las cinco diferencias más llamativas que han marcado la hora de pasar a la pantalla definitiva:

1.Los comunicados públicos (qué dicen mucho de la filosofía que rige en cada empresa)

El de Botín. Tan aséptico, que el olor a formol traspasa el hecho relevante con que lo comunicaron publicamente a través de la CNMV.

El de Isidoro Álvarez. Como de otra época con ároma a naftalina y con ‘santos sacramentos’ incluidos, más el lacónico sello de una empresa cuya transparencia brilla por su ausencia. De hecho, el día que ingresó en Urgencias, El Corte Inglés dijo que era una visita rutinaria.

2. El tratamiento mediático

El despliegue que los medios nacionales han dedicado a Emilio Botín ha sido propio de un jefe de Estado y ha alumbrado las vergüenzas de los grandes grupos periodísticos, donde la autocensura funciona sin necesidad de que el banco ejerza, le basta con arquear una ceja. Las portadas copadas por las gracias del cántabro y su estirpe -que tendría muchas virtudes, pero gracias pocas- han sido tan extensas que por mucho scrooll que hicieras, no lograbas salir del bucle.

Mucho más breve ha resultado el espacio que el cuarto poder ha dejado a Isidoro Álvarez. Será uno de los mayores anunciantes de España, el tercero detrás de Procter&Gamble y de Lóreal, pero eso no ha servido para que se le apliquen calificativos de ‘emperador’ para arriba como los que se han dedicado a Botín.

 

3. La genuflexión del poder

El ministro Luis de Guindos escribió en El País un panegírico en el que no le importaba reconocer: “Emilio Botín me dijo: ‘Tú sabes lo que tienes que hacer, y yo te apoyaré sobre el rescate”.

Guindos sin embargo, ha declinado la tarea de volver a escribir sobre el segundo finado relevante de la semana en su secretario de Estado de Comercio, Jaime García Legaz, que ha cumplido con mucho menos fervor que el mostrado por su jefe. Tampoco Rajoy ha manifestado que haya sentido un “mazazo” por la perdida del presidente de El Corte Inglés, como profirió al enterarse de la muerte de Botín, bastante abatido.

 

4. Los herederos.

Una estirpe de hijos y otra de sobrinísimos.

Ana Patricia Botín ha acudido a los funerales del padre de negro y sin mangas, dando la cara y asumiendo el papel de heredera.

Ana Botín -no la llaméis Patricia aunque ya acepta ser Presidenta tras el cachondeo en las redes- formada desde la infancia para continuar la estirpe, por deseo de su abuelo, Emilio El Viejo, porque su padre hubiera preferido a uno de sus dos varones, Emilio o Javier (mejor este último); le han dejado gestionar en banca de inversión -por cierto, con ningún éxito en EEUU y en Japón- y Banesto, y aunque no le gustan los periodistas, está acostumbrada a los focos tras superar la experiencia de los 10 años en Banesto. Quienes la conocen dan por hecho que Ana Botín tiene el suficiente carácter y ha logrado su visibilidad en el Reino Unidos como para hacer su voluntad y equivocarse o acertar solita, una vez que el freno de su padre ha desaparecido.

Por el contrario, Dimas Gimeno Álvarez es un desconocido, que ha mantenido un discreto segundo plano en los funerales de su tío. Quizá no quería robar protagonismo a sus primas, Marta y Cristina, las hijas adoptivas del dueño de El Corte Inglés, herederas únicas de su fortuna. Dimas ha entrado y salido de la iglesia escondido tras las gafas de sol oscuras y aparentemente, dispuesto a seguir el oscurantismo mediático de su tío Isidoro, a quien no le gustaba nada la prensa, manía heredeada a su vez heredó esa manía -no les dió mal resultado- de su tío Ramón Areces. Ha estado encorsetado por la vieja guardia pretoriana de El Corte Inglés que rodea a Isidoro y que le dejan moverse solo lo justito. Cuando se fichó a Pizarro -Álvarez llevaba un tiempo enfermo, desde principios de año- ya se murmuró que era no sólo para poner freno al descenso en los beneficios (sic) sino también a las veleidades modernizadoras de Dimas, al que los veteranos que copan los puestos directivos ven como un moderno. Si logra quitarse el corsé, algo que le costará tiempo, igual logra recuperar el negocio bajo la tutela de Pizarro.

 

5- El dueño y el anunciante

Emilio Botín -ahora la presidenta Botín- es dueño de los grandes grupos mediáticos de este país, ya sea a través de la presencia en el accionarado o por el enorme endeudamiento que periódicos, teles y radios -también los nuevos digitales- tienen con el primer banco del país, pero ejercía su poder con prudencia, desde que Emilio Botín El viejo -que no podía ver a los medios de comunicación- descubrió que un rumor sobre una eléctrica entonces de su propiedad, estuvo a punto de llevarse la cotización del banco por delante. Desde entonces -casi 40 años transcurridos- y con la ayuda de la Asociación Española de la Banca (AEB) y el histórico Rafael Termes, los Botín y la gran banca aprendieron a tratar a la prensa con la vieja táctica del palo y la zanahoria, acercándose solo lo suficiente como para hacerles sentir importantes y recordarles que les deben casi todo. La misma táctica utilizaron desde los inicios de la Transición con los sindicatos. Además, la cotización en Bolsa y la expansión internacional obligan a desnudarse, aunque siempre queda algo para taparse partes pudendas, como las cuentas familiares en Suiza.

Isidoro Álvarez ni estaba en bolsa ni ha ha tenido que salir al extranjero -solo a Portugal- y si pensó alguna vez y con pocas ganas, la crisis del 2007 desaconsejó tal experiencia. Por eso, porque es una empresa familiar y de mano dura, ha podido tener a los sindicatos ferreamente controlados en todos sus centros, las represalias entre los empleados que se afiliaban eran inmediatas y no había pudor ni problemas en amenazar con levantar la publicidad a cualquier medio que sacara los pies del tiesto. Teniendo en cuenta que El Corte Ingles ha sido la mayor empresa privada como anunciante de este país, es fácil comprender su poder. Tampoco le tembló la mano cuando hubo que ordenar la retirada de un libro del periodista Javier Cuartas sobre como Areces creó el imperio de la distribuidora.

 

0 Comentarios

Comprimidos

  • Para entender el cenagal de la corrupción, un libro de Pradera
    30 octubre, 2014 | 16:04

    ¿Quieres entender lo que nos está pasando? ¿Cómo hemos llegado a este cenagal, esta peste a podrido que todo lo invade? Busca un libro que se escribió hace 20 año y ha sido publicado ahora. Se títula “Corrupción y Política. Los Costes de la Democracía”. Lo escribió Javier Pradera, para muchos el mejor editor en [...]

  • No me llames Patricia, llámame Ana
    15 septiembre, 2014 | 14:19

    La primera orden de la presidenta del Santander a los medios ha sido clara. No me llames Patricia, llámame Ana. La semana pasada era Ana Patricia en todos los titulares, y esta semana es Ana a secas. Ana P. como se ha conocido toda la vida a la primogénita de Emilio Botín en las redacciones [...]

  • @CasaReal ¿un twitter para aburrir o para conquistar?
    9 junio, 2014 | 14:59

    Si hay un lugar donde no existen normas ni antecedentes sobre el papel de un Rey, ese es Twitter. En las redes sociales todo sigue estando por inventar. Que se lo digan a Obama o al Papa Francisco. Dos ejemplos mundialmente famosos por su capacidad para generar complicidad. El graffiti de @pontifex como superman o [...]

  • RSSArchivo de Comprimidos »