El estilo de los políticos

26 julio 2011

El estilo de los políticos: Jorge Moragas

Por Pilar Portero

A veces te nombran ministro igual que te toca un peluche en una rifa de feria, por suerte -o por desgracia, nunca se sabe-. Otras, quizá la mayoría, hay que trabajárselo. Se trata de hacer ver al presidente y a su sabio-asesor de confianza, que vas a desempeñar un gran papel. Y en esas están ahora mismo muchos aspirantes. Unos con más papeletas que otros. Es el caso del coordinador de presidencia y relaciones internacionales del PP.

Que Moragas es un personaje asiduo de este blog, al que hemos dedicado dos post -‘¿Quién es ese de la barba que va con Moragas?’ y ‘¿Estás en paro? Moragas busca gente como tú’- no es ningún secreto.
Su estilo nos fascina. Y además, como siente esa atracción fatal por la prensa, preferentemente la televisión, siempre tiene una frase y un posado hasta para nosotras.

Como ya hemos dado vuelta y vuelta al personaje, nos vamos a centrar en su estilo con toda la superficialidad que nos caracteriza. No volveremos a repetir que Aznar le heredó del equipo de Felipe González cuando entró en la Moncloa, ni que les pidió a Zaplana y Aragonés ayuda para presentar una candidatura alternativa a Rajoy antes del Congreso de Valencia, según una fuente popular non grata para él. O que no pintaba mucho en el PP hasta que se ganó el favor de Rajoy en los momentos más bajos del líder y se empotró en él. Tampoco insistiremos en que el jefe está manteniendo la distancia de seguridad ultimamente y que parece que la partida se está poniendo más complicada de lo que preveía. Lo único que nos ocupa es su porte y lo que más nos preocupa es la desaparición de su famosa mochila.

La mochila más famosa de España junto con la de Pocholo Martínez Bordiú hace tiempo que se evaporó. Aunque ‘La mochila de Jorge Moragas’ sigue siendo la cabecera del blog que mantiene a la par en Periodista Digital y en la blogosfera popular. Ese complemento que le distinguía del resto y con el que los periodistas enseguida le identificaban cuando no se acordaban de su nombre, “es el de la mochila”, ha pasado a mejor vida. Desde que se convirtió en la sombra de Mariano, le sobraba ¿Qué mejor reclamo que llevar adherido al presidente de su partido?

A Moragas le va el clasismo soft. Te le imaginas en Menorca con sus polos de Ralph y la melena al viento en el barquito de turno, dejando boquiabiertos a los mismos superamigos que hace unos veranos no daban un duro por él y ahora le envidian imaginándole con la cartera de un ministerio -según la wikipedia de Exteriores-. Con el eterno combo, camisa azul, blazer marino y pantalón gris marengo, más bien entalladito, resuelve el día a día. Y es que con ese porte, hasta el uniforme cañí del pijo medio le queda de cine.

Artículos Relacionados:

  1. El estilo de los políticos
  2. ¿Estás en paro? Moragas busca gente como tú
  3. ¿Quién es ese de la barba que va con Moragas?
8 Comentarios

Comentarios

8 Comentarios

  1. Farheen dice:

    Wow, your post makes mine look feeleb. More power to you!

  2. In awe of that answer! Really cool!

  3. That’s way the bestest answer so far!

  4. It’s really great that people are sharing this information.

  5. Thanks for the insight. It brings light into the dark!

  6. Damn, I wish I could think of something smart like that!


Comparte tu Opinión

OPINA

 

Comprimidos

  • El nuevo líder del PP andaluz que quiere parecerse al viejo
    4 febrero, 2015 | 11:33

    Para que los andaluces tengan claro que están votando a los de siempre, se llame Juanma Moreno Bonilla o Javier Arenas, nada como una de comunicación no verbal. El líder amadrinado por Soraya Sáenz de Santamaría tiene la ardua tarea de no perder votantes, que es a lo que se dedica ahora en cuerpo y [...]

  • Para entender el cenagal de la corrupción, un libro de Pradera
    30 octubre, 2014 | 16:04

    ¿Quieres entender lo que nos está pasando? ¿Cómo hemos llegado a este cenagal, esta peste a podrido que todo lo invade? Busca un libro que se escribió hace 20 año y ha sido publicado ahora. Se títula “Corrupción y Política. Los Costes de la Democracía”. Lo escribió Javier Pradera, para muchos el mejor editor en [...]

  • No me llames Patricia, llámame Ana
    15 septiembre, 2014 | 14:19

    La primera orden de la presidenta del Santander a los medios ha sido clara. No me llames Patricia, llámame Ana. La semana pasada era Ana Patricia en todos los titulares, y esta semana es Ana a secas. Ana P. como se ha conocido toda la vida a la primogénita de Emilio Botín en las redacciones [...]

  • RSSArchivo de Comprimidos »