Economía, tudosis

14 diciembre 2011

Telefónica a la espera de que Urdargarín dimita

Por

La incredulidad y el mosqueo aumentan cada día que pasa sin que Iñaki Urdangarín presente su dimisión como presidente de Telefónica USA y consejero de Telefónica Internacional. En el Consejo de Administración, integrado por nombres como Javier de Paz, miembro del Comité Federal del PSOE y amigo de Zapatero, o Pablo Isla, presidente de Inditex, y en la cúpula de Telefónica, se aborda el asunto con mucha inquietud. Las preocupación que los directivos de distintas sedes en el mundo de la multinacional están expresando a la central en España, contribuye también a generar ese clima interno de recelo hacía Urdangarín. Los responsables de las filiales llaman alarmados por lo que leen y quieren saber cual es la postura de la compañía para trasladársela a grandes clientes, o a los periodistas de su país cuando les pregunten. La abundante información que circula por los medios de todo el mundo les ha puesto muy nerviosos, pues son conscientes del peligro de que se deteriore la imagen que tanto esfuerzo económico y profesional ha costado construir.

Alierta y Urdangarín en un foro de Reputación Corporativa

El daño que su permanencia podría estar causando a Telefónica en el mundo es la razón que esgrimen quienes desaprueban que continúe en la compañía después de que la propia Casa Real calificara de ‘no ejemplar’ su comportamiento hace sólo dos días. ‘Los Consejeros deberán comunicar al Consejo, a la mayor brevedad, aquellas circunstancias a ellos vinculadas que puedan perjudicar al crédito y reputación de la Sociedad’. Esta es una de las normas de obligado cumplimiento que figuran en el Reglamento del Consejo de Telefónica (artículo 32, h) y que agitan quienes piden su cabeza dentro de la empresa. En su cultura corporativa está muy arraigado el miedo al riesgo reputacional provocado por conflictos éticos, mucho más complejos de gestionar que los de otra índole.
El yerno del Rey Juan Carlos sabe que puede ser imputado en la investigación que la Fiscalia Anticorrupción realiza en torno a un posible desvio de fondos del Insituto Nóos, la entidad sin ánimo de lucro de la que era presidente. En caso de ser imputado, por tanto, Telefónica tendría que darle la carta de despido. Por eso no se entiende que Urdangarín no haya tomado ya la decisión de dar él mismo el paso sin que haya que invitarle a hacerlo. De nuevo, en el Reglamento del Consejo de Telefónica (título III. Artículo 12)  queda claro que los consejeros cesaran en su cargo “cuando su permanencia en el Consejo pueda afectar al crédito o reputación de que goza la Compañía en el mercado o poner en riesgo de cualquier otra manera sus intereses”.

 

La brillante labor que el equipo de comunicación de Alierta ha realizado en España, donde los medios procuran no unir al marido de la infanta Cristina con Telefónica, es más complicada de llevar a cabo en multitud de países donde el peso publicitario de la empresa no es tan relevante como aquí. Sólo hace falta escribir en google ‘Urdangarín’ a secas para obtener 1.900.000 resultados, mientras que a la busqueda ‘Urdangarín y Telefónica’ se asocian solo 345.000 resultados. Pero como el poder de la multinacional no es un universal, el tiempo juega en contra.

Artículos Relacionados:

  1. ¿Qué opinan en Telefónica de los 70 milloncejos que han apoquinado por Tuenti?
  2. Telefónica ya sabe como hincar el diente a Google
10 Comentarios

Comentarios

10 Comentarios

  1. Apu dice:

    Es un punto de vista muy interesante el que ptnaleas. Sin embargo, no tengo claro que las empresas de videojuegos quisieran meterse en tales inversiones; considerando su volumen en comparacif3n con las cifras que manejan, me1xime mientras la gente siga comprando videojuegos y jugando online a pesar de las deficiencias. Digamos que el nivel de calidad es suficiente para satisfacer a la mayoreda de los usuarios y las anomaledas no justificaredan mejorar la conexif3n a Internet. Incluso pase1ndonos a fibra f3ptica, sufriredamos las conexiones sobre cobre de los deme1s jugadores, que entorpeceredan en cierta manera la experiencia.El problema de las NGNs es que poca gente sabe bien para que9 van a necesitar tan grandes prestaciones (me incluyo entre los que no lo tienen claro). Si bien es el siguiente paso natural, es posible que no revolucionen el mundo como algunos auguran, salvo que vayan acompaf1adas de una fuerte apuesta en contenidos y nuevas funcionalidades.

  2. Your posting really straightened me out. Thanks!

  3. Great post with lots of important stuff.

  4. erections dice:

    Free knowledge like this doesn’t just help, it promote democracy. Thank you.

  5. That’s not just logic. That’s really sensible.

  6. Nice post Thanks a lot for sharing


Comparte tu Opinión

OPINA

 

Comprimidos

  • El nuevo líder del PP andaluz que quiere parecerse al viejo
    4 febrero, 2015 | 11:33

    Para que los andaluces tengan claro que están votando a los de siempre, se llame Juanma Moreno Bonilla o Javier Arenas, nada como una de comunicación no verbal. El líder amadrinado por Soraya Sáenz de Santamaría tiene la ardua tarea de no perder votantes, que es a lo que se dedica ahora en cuerpo y [...]

  • Para entender el cenagal de la corrupción, un libro de Pradera
    30 octubre, 2014 | 16:04

    ¿Quieres entender lo que nos está pasando? ¿Cómo hemos llegado a este cenagal, esta peste a podrido que todo lo invade? Busca un libro que se escribió hace 20 año y ha sido publicado ahora. Se títula “Corrupción y Política. Los Costes de la Democracía”. Lo escribió Javier Pradera, para muchos el mejor editor en [...]

  • No me llames Patricia, llámame Ana
    15 septiembre, 2014 | 14:19

    La primera orden de la presidenta del Santander a los medios ha sido clara. No me llames Patricia, llámame Ana. La semana pasada era Ana Patricia en todos los titulares, y esta semana es Ana a secas. Ana P. como se ha conocido toda la vida a la primogénita de Emilio Botín en las redacciones [...]

  • RSSArchivo de Comprimidos »