Política, tudosis

10 junio 2012

Así me siento siendo un rescatado

Por

 

Pepe Medina para tudosis

 

Es una sensación nueva. Sólo han pasado 24 horas desde que se anunciara el rescate, pero intuir que los ajustes que nos han impuesto hasta ahora son pecata minuta y no saber bien cómo afectará a nuestra cotidianidad nos tiene inquietos. Nos gustaría creernos que esto es una oportunidad, que somos únicos y que Europa nos ofrece una especie de barra libre financiera. Preguntamos en nuestro entorno. ¿Cómo te sientes siendo un rescatado?

Pepe Medina, ilustrador y viñetista, hasta hace nada uno de los humoristas gráficos más críticos de Público, acepta expresar lo que le ha producido la noticia. Se pasa media noche trabajando. Y el resultado no puede ser más elocuente. Nos responde con dos viñetas a cual más redonda.

 

 

La fotógrafa Sofía Moro, especialista en hurgar con su objetivo en el interior de sus retratados, nos envía una de sus geniales fotos. No parece que las palabras de Rajoy y Guindos le hayan convencido. Esta es la imagen con que identifica el rescate. Una casa con un cartel colgado en el dintel que advierte: ‘Peligro de ruina’

 

 

 

Anoche, cenando en ‘Lakasa’, un restaurante inaugurado hace solo unos meses, en lo peor de la crisis, en el que sin embargo es complicado encontrar mesa, comentó el rescate con el cocinero César Martín. ‘Esto no pinta muy bien, ¿no?’ plantea César. ‘He estado hablando esta tarde con mi equipo sobre lo que supondrá y así es como afrontamos en Lakasa el rescate, los recortes, la crisis… trabajando duro, disfrutando de lo que hacemos e intentando dar un rato de felicidad y optimismo a los demás. Contra el rescate seguiremos ajustando los precios todo lo que podamos siempre con un fin, compartir felicidad aunque sea por un momento. Con mucho ánimo”. Y ya de madrugada me envía una foto para ilustrar su estrategia ante el rescate.

 

El cocinero Cesar Martín tratará de ajustar aún más los precios

 

Además de los “rescatados” lúdicos y artistas, hemos acudido a otro tipo de profesionales.

Lorenzo Ruíz, economista, auditor (un “arturo”), censor jurado de cuentas y con una vida profesional largamente dedicada a la gestión de los medios de comunicación y la publicidad, es un señor de 61 años, alto, ahora muy flaco, de pelo sospechosamente blanco y brillante (se lo lava con champú cola de caballo) que no ha perdido la flema desde que empezó la crisis en el 2008, pero sí que la ha vivido “preocupado” cada día de estos cinco años. Al día siguiente de rescate, se levantó con una sensación nueva. “Oye, que me sentía algo mejor después de ser rescatado. Que sí, que quizá lo deberían de haber pedido antes, pero creo que esta era una salida inevitable” comentaba en el almuerzo del domingo, mientras se peleaba con el boquerón en vinagre y la ensaladilla rusa.

 

Entonces se le habrá quitado a usted el miedo, nos atrevemos a sugerir a un señor tan sesudo. “Para nada, sigo teniéndolo y estoy preocupado. Lo del rescate mejora la situación financiera y se afronta un problema real que teníamos con los bancos, pero sobre nosotros, la gente y el futuro, yo no me atrevo a ir más adelante. Lo de ser rescatados sospecho que servirá para el medio plazo. Y veremos como se gestiona ahora esa ayuda”. Es decir, el auditor, economista y censor de cuentas Ruíz se levantó ayer algo más ligero, pero sigue asustado.

 

A su lado, la arquitecta Laura Díaz, del estudio BOD, parece la alegría de la huerta. Su empresa sobrevive a la crisis con la mitad de los empleados de hace cinco años y eso le ha costado alguna pata de gallo más a su siempre jovial rostro. “Pues yo, la verdad, puede que sea una inocente. Pero después de estos últimos años, que cada vez que digo que soy arquitecto y suena a lo del ladrillo, huyen de nosotros como apestados, pienso que lo del rescate puede ayudar a mi sector. Algo nos llegará, quizá por eso me siento, no sé ¿más liviana?” pregunta la arquitecta Díaz con su natural optimismo, al tiempo que el resto de los comensales la miran como si fuera una marciana, algo bastante habitual por otra parte.

 

Por eso Díaz ni se inmuta. “De verdad, es que en mi sector peor no podemos estar. Ya sé, ya sé que en breve y después de ver las tasas de Aguirre nos van a cobrar por salir a respirar a la calle, pero también pienso que con lo de los 100.000 millones algo se tiene que mover. Vale, quizá yo soy la gente ingenua, como en la escena esa de “Margin Call”, cuando de madrugada salen los dos listos a la calle, observan a la gente y uno le dice al otro algo así como” miralos, tan tranquilos y no saben lo que les espera mañana”.

 

 

Artículos Relacionados:

  1. Expediente X: ¿Por qué Sebastián sigue siendo ministro?
11 Comentarios

Comentarios

11 Comentarios

  1. ¿Y nosotros los funcionarios? ¿Como nos sentimos? Somos objeto expiatorio de los males del país, nuestra labor cuestionada por quien tendría que defendernos, viendo como disminuye la calidad de los servicios públicos para hacer frente a la deuda privada, justificando hasta la saciedad todo minuto de nuestros horarios de presencia, no siendo valorados por el cumplimiento de objetivos, … en fin.

    Este país merece una reforma de la función pública, y no un mero recorte para que consuma menos. Queremos ser más eficaces en resolver los servicios públicos, queremos tener los instrumentos para servir mejor a los ciudadanos.

    Estoy en esto porque me gusta servir a los ciudadanos, pero muchas veces uno se pregunta si merece la pena.

  2. Yoga dice:

    Your post will be rather good, and I’m sure some will find it ieertnsting because it’s about a topic that’s as widely discussed as others. Some may even find it useful.thank so much for your post.

  3. Free knowledge like this doesn’t just help, it promote democracy. Thank you.

  4. Wham bam thank you, ma’am, my questions are answered!

  5. That’s not even 10 minutes well spent!


Comparte tu Opinión

OPINA

 

Comprimidos

  • El nuevo líder del PP andaluz que quiere parecerse al viejo
    4 febrero, 2015 | 11:33

    Para que los andaluces tengan claro que están votando a los de siempre, se llame Juanma Moreno Bonilla o Javier Arenas, nada como una de comunicación no verbal. El líder amadrinado por Soraya Sáenz de Santamaría tiene la ardua tarea de no perder votantes, que es a lo que se dedica ahora en cuerpo y [...]

  • Para entender el cenagal de la corrupción, un libro de Pradera
    30 octubre, 2014 | 16:04

    ¿Quieres entender lo que nos está pasando? ¿Cómo hemos llegado a este cenagal, esta peste a podrido que todo lo invade? Busca un libro que se escribió hace 20 año y ha sido publicado ahora. Se títula “Corrupción y Política. Los Costes de la Democracía”. Lo escribió Javier Pradera, para muchos el mejor editor en [...]

  • No me llames Patricia, llámame Ana
    15 septiembre, 2014 | 14:19

    La primera orden de la presidenta del Santander a los medios ha sido clara. No me llames Patricia, llámame Ana. La semana pasada era Ana Patricia en todos los titulares, y esta semana es Ana a secas. Ana P. como se ha conocido toda la vida a la primogénita de Emilio Botín en las redacciones [...]

  • RSSArchivo de Comprimidos »