Política, tudosis

18 junio 2012

La operación de rescate al Rey

Por

Mientras Rajoy se enfrenta altivo al rescate de España, el Rey Juan Carlos se aferra al suyo con la alegría de saber que un puñado de gestos inteligentemente coreografiados pueden permitirle disfrutar de la misma vida que llevaba hasta ahora.  Desde primeros de junio,  Zarzuela ha puesto toda la maquinaría a funcionar con un plan de ataque que ya está comenzando a dar frutos en tiempo récord.

El Rey con el príncipe heredero saudí Salmán Bin Abdulaziz, muy implicado en el rescate real

 

El golpe de efecto lo ha dado con los 3.000 millones que Arabía Saudí dice que va a inyectar en nuestra maltrecha economía a cambio de llevarse unos carros de combate que estaban encargados desde que Trillo y Bono endeudaron a futuro a Defensa y que ahora no se podían sufragar. La puesta en escena ha reportado decenas de artículos en la prensa nacional alabando la labor de intermediación del Rey en la negociación. El auxilio de la familia real saudí – que tiene pendiente segundas partes- ha sido crucial aunque en su salvamento está también interesado el Gobierno y la clase económica, porque al poder solo le falta que se recrudezca el debate monárquico en este momento. El viaje a Brasil y Chile arropado por los empresarios patrios más internacionales fue el primer acto de un calendario en el que hay señaladas algunas sorpresas que se irán espaciando, tras lograr evitar la foto al lado de Dívar que estaba prevista para hoy lunes por la conmemoración del bicentenario del Tribunal Supremo. Un episodio, que hubiera desatado irónicas críticas en redes sociales al reunir a tan insignes viajeros, y como consecuencia, en los medios de comunicación, y que se suma a la lista de logros del equipo del Rey.

 

 

La pieza clave, por el momento, es el activo papel que ha aceptado jugar la Casa Saud. La estrategia pactada entre ambas casas reales está tan bien ensamblada que hasta el fallecimiento el sábado del príncipe heredero y ministro del Interior de Arabia Saudí, Nayef bin Abdelaziz, encaja casualmente en el guión. La excusa de asistir al pésame para no posar con Dívar, sin embargo, está cogida por los pelos ya que hace solo siete meses, cuando falleció el anterior príncipe heredero, Sultan bin Abdulaziz, fue el príncipe Felipe el que viajó para presentar sus condolencias. Además, el monarca español podría haber acudido ayer domingo al pésame que se organizó tras el funeral junto con los más altos representantes de otros países y regresar a tiempo para el acto del Supremo.

 

 

Aunque el impacto que ha producido el viaje oficial a España que el ministro saudí de Defensa, príncipe Salmán Bin Abdulaziz -ahora en la casilla de salida para suceder al actual rey Abdala-, realizó hace 10 días con la promesa de soltar 3.000 millones de euros a modo de zanahoria, se lleva la palma en cuanto a éxito de público y crítica. Las estudiadas imágenes del Rey posando con el abultado séquito saudí bajo titulares glosando tan cuantiosa pesca para las precarias arcas del Estado, ponían en valor su desprestigiada figura. Los mismos medios que hace solo un mes afeaban su conducta, vitorean ahora una actuación que califican de discreta y en la sombra ¿Para que están los amigos? Pues para usarme mutuamente, como en este caso.

 

 

El contrato militar del siglo, como se ha definido la compra de entre 200 y 250 tanques de combate Leopard venía negociándose desde hace más de dos años, tal y como relatan fuentes próximas a Defensa, y aunque en el proceso los saudíes aseguraban barajar otras ofertas, lo cierto es que no ocultaban su predilección por la opción patria como si ya estuviese todo decidido de antemano. Resulta curioso que en el viaje oficial de hace unos días, al que tanto bombo y platillo se ha dado, ni tan siquiera se haya cerrado la operación, cuyo desenlace se pospone a final de año. Otra ocasión más para volver a vender los logros del rey consiguiendo contratos millonarios y copando telediarios y páginas en medios de masas.

 

 

Así, tacita a tacita, Corinna y la cacería de elefantes en Botswana irían diluyéndose -solo en la memoria colectiva de los españoles porque el Rey no está dispuesto a renunciar a sus cosas sin más- e incluso Juan Carlos I podría aspirar a mejorar la nota del último barómetro del CIS en el que se examinaba a la monarquía y suspendía por primera vez. El objetivo es lograr que cale la idea de que el Rey es útil para la economía. Además, hace falta estar preparado para el fin de fiesta del caso Urdangarín. Y ahí es donde aparecerán otra vez los príncipes saudíes, con un jugoso contrato bajo el brazo que podría consistir en el encargo de un nuevo AVE, según fuentes cercanas a la negociación, cuyo anuncio estaría previsto para el año 2013. Seguramente para concretar esos y otros detalles tuvo lugar el encuentro privado en la casa de Kayali -el empresario sirio que financió la cacería en Botsuana- en la Moraleja entre el Rey y el ministro de Defensa saudí, el viernes 8 de junio por la tarde,  a pesar de que ya se habían entrevistado oficialmente por la mañana en la Zarzuela.

 

Y ¿por qué la familia real saudí es tan espléndida y altruista? se preguntarán. Al margen de la larga relación que mantiene con el rey Juan Carlos desde que accedió al trono, y que no se ha librado de altibajos en estos años, a los Saud le cuesta lo suyo mantener el silencio internacional sobre los abusos que se comenten en contra los derechos humanos, más desde que estalló la primavera árabe y la propia Arabia Saudí envió fuerzas militares a Bahrain.  Una de las actuales preocupaciones del reino es evitar el contagio y sofocar las revueltas. Y nada como hacer un favor para que te lo devuelvan.

 

33 Comentarios

Comentarios

33 Comentarios

  1. anotnio dice:

    Son los progreperiodistas y los pperiodistas. Al servicio de sus sectas. Han asesinado literalmente a muchas personas colaboorando con sus gobiernos-oposición afines. También son corresponsables de tantas muertes anónimas. Son asesinos con alcachofa al servicio del partido.


Comparte tu Opinión

OPINA

 

Comprimidos

  • El nuevo líder del PP andaluz que quiere parecerse al viejo
    4 febrero, 2015 | 11:33

    Para que los andaluces tengan claro que están votando a los de siempre, se llame Juanma Moreno Bonilla o Javier Arenas, nada como una de comunicación no verbal. El líder amadrinado por Soraya Sáenz de Santamaría tiene la ardua tarea de no perder votantes, que es a lo que se dedica ahora en cuerpo y [...]

  • Para entender el cenagal de la corrupción, un libro de Pradera
    30 octubre, 2014 | 16:04

    ¿Quieres entender lo que nos está pasando? ¿Cómo hemos llegado a este cenagal, esta peste a podrido que todo lo invade? Busca un libro que se escribió hace 20 año y ha sido publicado ahora. Se títula “Corrupción y Política. Los Costes de la Democracía”. Lo escribió Javier Pradera, para muchos el mejor editor en [...]

  • No me llames Patricia, llámame Ana
    15 septiembre, 2014 | 14:19

    La primera orden de la presidenta del Santander a los medios ha sido clara. No me llames Patricia, llámame Ana. La semana pasada era Ana Patricia en todos los titulares, y esta semana es Ana a secas. Ana P. como se ha conocido toda la vida a la primogénita de Emilio Botín en las redacciones [...]

  • RSSArchivo de Comprimidos »