El estilo de los políticos, tudosis

21 septiembre 2012

El estilo de los políticos: Alberto Garzón

Por

Si el CIS midiese la popularidad en las redes sociales, Alberto Garzón arrasaría. Desde hace nueve meses, este economista de 27 años se sienta en el hemiciclo bajo las siglas de Izquierda Unida. El diputado más joven del Congreso es uno de los políticos más retuiteados por la ciudadanía. Goza de la complicidad de la calle, lo que ya es una excepción ahora que la tendencia predominante es despreciar a los políticos.

 

Confeso admirador del marxismo, se reconoce también inspirado por el postkeynesianismo. Con estas premisas, Garzón aspira a cambiar el sistema desde dentro del sistema aunque sus colegas de otras formaciones le observen con ironía mientras trata de pedir explicaciones a los ministros económicos del PP. Sus debates, los miércoles en la sesión de control, con De Guindos o Montoro son de lo más entretenido que se puede encontrar en esta legislatura tan marcada por el absolutismo del Gobierno y la parálisis de una oposición estigmatizada tras ocho años en Moncloa. Sin embargo, el interés y el entusiasmo con el que prepara sus intervenciones -ya podía tomar nota alguno de esos que están de vuelta de todo- son interpretadas por otros diputados como una estrategia para copar titulares y convertirse en una estrella mediática. Le falta todavía capacidad de improvisación y más naturalidad, dos cualidades que escasean en el púlpito y que envuelven en autenticidad a quien las controla.

 

La prensa parlamentaria tampoco es que le haya recibido con vítores. Eso si, se han enteredo de que existe. Su partido, puede permitirse un discurso más cañero que el de los grandes partidos o el de los nacionalistas porque están alejados del poder, dicen sus detractores. Pero lo cierto es que los planteamientos de IU y UPyD son los que están calando entre una ciudadanía cada vez más descontenta. Precisamente, estos dos partidos compiten entre si por atraeer el apoyo de tantos votantes que han perdido la confianza en las instituciones democráticas. Garzón no parece necesitar demasiado la atención de los medios. A pesar de que le toca hablar con el hemiciclo medio vacío, su pericia para moverse por la red palía las ausencias. Sus cara a cara con el Gobierno inmediatamente se cuelgan en youtube y son sus propios seguidores (más de 80.000 en twitter) quienes se encargan de que circule. Entre ellos, algunos de los personajes más influyentes y activos en la red, con lo que se ha entrevistado para pedirles consejo sobre cómo abordar los temas en los que son expertos.

 

Alberto escribe un blog, Pijus Económicus, en el que va subiendo sus artículos en los medios y los vídeos de la sesión de control, así como su agenda de actos públicos, aunque también aprovecha para dar doctrina. El ego de un político se descubre rápidamente buceando en su blog y en su twitter, y Garzón, de autoestima no anda escaso. Normal, porque ha sido llegar y destacar por méritos propios.

 

Garzón es joven y se le nota en la cara, pero él lo debe interpretar más como un handicap que como una ventaja. Por eso, la barba recortada y cierta gravedad en sus palabras. Sin corbata, casi una seña de identidad entre los diputados de su grupo, camisa por fuera del pantalón y blazer relajada, proyecta una imagen más cercana que la de los diputados trajeados. Siempre con sus papeles en la mano y la sensación de que no podía haber empezado con mejor pie.

Artículos Relacionados:

  1. Maledicencia ¿a quién convienen los titulares sobre Urdangarín y Garzón?
  2. El estilo de los políticos: Gaspar Llamazares
  3. La mierda que esconde la vendeta contra Garzón
8 Comentarios

Comentarios

8 Comentarios

  1. POCHOLO dice:

    Por fin, lo habéis fotografiado.

    Bueno, Garzón me cae bien como economista. Como político me ha decepcionado. Lo defino con una palabra: “Táctica”. La palabreja que soltó cuando le preguntaron su opinión sobre el pacto con el PSOE en Andalucía.

    Creo que andamos sobrados de cortoplacismo y de tacticismo y nos faltan estrategas a medio y largo plazo.

    Para mi Garzón, es simplemente Garzón… Ni comunista, ni anticapitalista, ni marxista, ni postkeynesiano. Se ha subido en la poltrona y de allí no le van a quitar en mucho tiempo.

    Es mi opinión y ojalá me equivoque.

    Por cierto, hoy me ha baneado en su blog, no le gustan las críticas. Sobretodo si vienen desde el lado izquierdo…

  2. in your blog, that is a very nice and top stimulating and useful site. Your posts and photographs are giant and improbable. This blogs is so exquisite for me and others too. thanks for sharing.


Comparte tu Opinión

OPINA

 

Comprimidos

  • El nuevo líder del PP andaluz que quiere parecerse al viejo
    4 febrero, 2015 | 11:33

    Para que los andaluces tengan claro que están votando a los de siempre, se llame Juanma Moreno Bonilla o Javier Arenas, nada como una de comunicación no verbal. El líder amadrinado por Soraya Sáenz de Santamaría tiene la ardua tarea de no perder votantes, que es a lo que se dedica ahora en cuerpo y [...]

  • Para entender el cenagal de la corrupción, un libro de Pradera
    30 octubre, 2014 | 16:04

    ¿Quieres entender lo que nos está pasando? ¿Cómo hemos llegado a este cenagal, esta peste a podrido que todo lo invade? Busca un libro que se escribió hace 20 año y ha sido publicado ahora. Se títula “Corrupción y Política. Los Costes de la Democracía”. Lo escribió Javier Pradera, para muchos el mejor editor en [...]

  • No me llames Patricia, llámame Ana
    15 septiembre, 2014 | 14:19

    La primera orden de la presidenta del Santander a los medios ha sido clara. No me llames Patricia, llámame Ana. La semana pasada era Ana Patricia en todos los titulares, y esta semana es Ana a secas. Ana P. como se ha conocido toda la vida a la primogénita de Emilio Botín en las redacciones [...]

  • RSSArchivo de Comprimidos »