Política, tudosis

29 noviembre 2012

Diputados de segunda contra diputados de primera

Por

Hasta en los diputados hay clases. Y da la casualidad que los diputados de base o de a pie, como se refieren a ellos los diputados de primera para diferenciarse, están molestos. Su reputación se resiente. ¿Y qué obtienen a cambio de jugarse el prestigio? Como se ha visto, tras las últimas elecciones, volverse a su ciudad o a su pueblo sin lograr grandes réditos. Las interpretaciones que en la calle y en las redes se han hecho a raíz de la pérdida de los iPADs  o las noticias sobre el bono taxi de 3.000 euros al año del que disfrutan, han escocido, y mucho, a los cerca de 150 diputados rasos que hay en esta legislatura.  A lo que se suma el tema pecuniario. “Imagino que este mes de diciembre será un poco más tenso porque no tenemos paga extra”, apunta un diputado del PP de los que pertenecen al grupo A.

El escaño que ocupa un diputado evidencia la clase a la que pertenece

“Están molestos por esa construcción de privilegio y clase política que está elaborando la sociedad, a la que no sienten que pertenezcan en general, los diputados normales, por ejemplo, uno de Cádiz que se aloja en una pensión o un hotelucho en el que le dejan la habitación por 40 euros, come de menú baratillo, pero ni manda ni nada, y que encima tiene un sueldo básico, la situación puede que no le compense.  El artículo de Torres Mora sobre los iPADs es muy sintomático de lo que sienten los diputados más de base, que no tienen percepción de beneficio”, reflexiona otro diputado popular, presidente de una importante comisión en el Congreso.

 

En qué se diferencia un diputado de otro, pregunto a un ex ministro y diputado. “Hay clases entre los diputados, igual que hay entre los ministros o entre los periodistas. Los diputados se dividen entre los que influyen y los que no. Quien más manda es el que tiene el oído del jefe al lado. La dirección del grupo, los portavoces y los presidentes de comisión que marcan la línea del grupo en los distintos asuntos. Se diferencian también en sueldos, porque hay pluses. Así, al sueldo base de unos 2.800 euros, se suman 1.700 si eres portavoz o 1400 si eres presidente de comisión o 1000 si eres portavoz de comisión. También tienes derecho a asistente propio”.

 

En el Congreso hay 205 asistentes para 350 diputados. Claro que los hay que tienen dos para él solo y los que comparten uno entre siete. La corte de la que dispones es otro distintivo. Y el hábito, claro. Porque aunque la mayoría de sus señorías usa el traje como uniforme, la calidad de los tejidos y el corte de las prendas marcan la diferencia. A algunas diputadas, uno se pregunta como les llega al sueldo para adquirir esos trapos tan suntuosos, y eso que Zara, sigue siendo para ellas una opción a buen precio para vestir impecables, y Massimo Dutti para ellos.

 

“Imagino que esto ha ocurrido siempre. Pero ahora, nos afecta más. La gente revisa tu ficha del Congreso y mira cuantas intervenciones o iniciativas parlamentarias has presentado, y ven que tu actividad es baja en relación con otros con más proyección mediática, porque no saben que el grupo nos tiene que dar permiso para todo, pues hay un cupo de preguntas. Nuestra labor consta de dos partes, trabajar en el congreso y en nuestra circunscripción, reuniéndote con la gente para recoger el sentir, sus necesidades o sus quejas. También tenemos un trabajo de partido”, transmite un diputado de a pie, al que le mosquea el individualismo y la distancia de sus colegas ‘nobles’: “No es justo que nos metan en el mismo saco”.

 

Sus señorías de primera categoría son comprensivas con sus compañeros. No quieren malos rollos. Cada uno tiene su papel. “Trabajan más en la circunscripción y aquí solo viene a votar, están más volcados en tener presencia en los medios locales y tienen muy complicado intervenir en los plenos porque el protagonismo se lo llevan aquellos que son apuesta del grupo. Alguna vez, en algún tema muy de su provincia, logran hablar en el hemiciclo. Que quede claro que no son vagos sino que no les dejan”, dice rompiendo una lanza un diputado socialista.  “Al menos no tienen que soportar que les increpen en la calle, ni reciben varios mails al día tachándoles de sinvergüenzas. Te aseguro que no es nada agradable estar bajo sospecha, como nos pasa a quienes salimos con alguna frecuencia en los medios. ¿Crees que compensa?”, puntualiza otro conocido diputado.

 

Por ahora no ha habido queja oficial aunque hasta la Mesa del Congreso ha llegado el malestar. Por los pasillos de la Cámara circula una niebla baja que enturbia el ambiente. Son los daños colaterales de la crisis.

 

Artículos Relacionados:

  1. La primera subgobernadora en 230 años y su hermana crecieron en el Banco de España
  2. El presidente del Congreso no quiere ver más fotos de diputados en la red
  3. Sus señorías flipan: de 15 a más de 1000 mails contra la ley Sinde en 5 días
  4. La segunda vez de Rajoy con su iPad y la candorosa excitación del ministro de Trabajo
28 Comentarios

Comentarios

28 Comentarios

  1. Viktor dice:

    En la imagen hay aoanximadrmepte 75 escaf1os, de los cuales sf3lo vemos 7 diputadosss (sed, con minfascula), PERO NO SE DAN VERGdcENZAy encima estos numeritos.Por cierto representan aoanximadrmepte un 9%

  2. Is that really all there is to it because that’d be flabbergasting.

  3. Deep thought! Thanks for contributing.

  4. Check that off the list of things I was confused about.

  5. That’s a wise answer to a tricky question

  6. Kewl you should come up with that. Excellent!

  7. That’s a subtle way of thinking about it.

  8. Whoa, whoa, get out the way with that good information.

  9. I don’t even know what to say, this made things so much easier!

  10. I was seriously at DefCon 5 until I saw this post.

  11. Awesome blog
    xender share FILES ,PICTURES PC To any Android


Comparte tu Opinión

OPINA

 

Comprimidos

  • El nuevo líder del PP andaluz que quiere parecerse al viejo
    4 febrero, 2015 | 11:33

    Para que los andaluces tengan claro que están votando a los de siempre, se llame Juanma Moreno Bonilla o Javier Arenas, nada como una de comunicación no verbal. El líder amadrinado por Soraya Sáenz de Santamaría tiene la ardua tarea de no perder votantes, que es a lo que se dedica ahora en cuerpo y [...]

  • Para entender el cenagal de la corrupción, un libro de Pradera
    30 octubre, 2014 | 16:04

    ¿Quieres entender lo que nos está pasando? ¿Cómo hemos llegado a este cenagal, esta peste a podrido que todo lo invade? Busca un libro que se escribió hace 20 año y ha sido publicado ahora. Se títula “Corrupción y Política. Los Costes de la Democracía”. Lo escribió Javier Pradera, para muchos el mejor editor en [...]

  • No me llames Patricia, llámame Ana
    15 septiembre, 2014 | 14:19

    La primera orden de la presidenta del Santander a los medios ha sido clara. No me llames Patricia, llámame Ana. La semana pasada era Ana Patricia en todos los titulares, y esta semana es Ana a secas. Ana P. como se ha conocido toda la vida a la primogénita de Emilio Botín en las redacciones [...]

  • RSSArchivo de Comprimidos »