Economía, tudosis

08 enero 2013

Una Navidad con los idiotas de las preferentes

Por

-Muchas cajas y bastantes bancos han tenido que cambiar a los directores de sucursal de los pueblos para que no fueran agredidos por sus vecinos

 

-La sensación de que “me han estafado como a un gilipollas, pero que no se entere el de al lado”, favorece a las entidades que engañaron

 

-Habría que recordar constantemente que las preferentes estaban autorizadas por la CNMV, el Banco de España y las autoridades comunitarias

Volver a casa por Navidad o por el Año Nuevo siempre ha tenido un toque entrañable, hasta para quienes huyen de las sensiblerías navideñas. Pero este año, volver a casa por Navidad o por Fin de Año ha tenido otros toques sorprendentes, aunque quedan bien lejos de ser toques mágicos.

 

Por ejemplo, una vuelve a casa -léase la tierruca, el pueblo,el barrio- y se encuentra con que en la sucursal de la caja de ahorros ya no está aquel director majete, que en su día vendió las participaciones preferentes a tus tíos jubilados, a tus padres a punto de jubilarse e incluso a tus primos y a tu hermana. A esos que te has encontrado un poco más ajados, cabreados y serios, sin abrir el pico porque no quieren que los vecinos se enteren de cuanto han perdido en eso de las preferentes.

 

Porque no te vayas a creer que los engañaron te dice tu amiga, la única de las que queda en el pueblo que sabe algo de redes sociales y de números. Te recuerda que tú misma tienes un primo que trabajaba en la caja hace años y él animó a confiar en el director-majete, que les dijo que las preferentes eran los títulos más seguros que existían -seguro pero más que solventes- y hasta él -tu primo y el director aquel con el que te tomaste un cafe en el bareto- habían metido en esos títulos sus propios ahorros, los de sus padres y sus hermanos.

 

Y tú recuerdas a tu amiga que hace cuatro años ya había informaciones en donde avisaban que las participaciones preferentes no estaban garantizadas por el Fondo de Garantía de Depósitos y en caso de quiebra del banco, se perdería la inversión. “¿No eran tus primos tan activos ya en lo de internet?” Sí, pero ¿como iban a desconfiar de su hermano o de un director que lleva toda la vida en la caja, con los del pueblo?

A tu primo le han jubilado a toda prisa, junto con otro compañero, aunque uno no pasa de los 53 años y el otro de los 57. Las amenazas, los gritos, los llantos y las situaciones dramáticas que se han producido a lo largo de meses y meses en la caja -eso sí, a escondidas, no sea que los del comercio de enfrente se enteren de que son gilipollas y los han estafado- han aconsejado quitarlos de la sucursal. Como los conocen en todo el valle, mejor jubilarlos. No serviría llevarlos a otra oficina de algún pueblo más o menos cercano.

 

Pero no todo es drama. La cosa tiene su lado cómico para los jubilados de la caja. Además de cornudos -los dos empleados han perdido sus propios ahorros y los de todos sus familiares- ellos se sienten apaleados, porque no pueden entrar en muchos de los bares del pueblo sin que les miren mal o les insulten, pese a que ya todo el mundo sabe que ellos, tan listos y emperifollados como lucían cada mañana tras su mesa que da a la calle principal del pueblo, también han sido otros “pringaos” estafados. Pero más aún, desde dentro. La parte cómica y agradecida la representan las parientas de tú primo y su compañero, que están encantadas de que sus hombres prefieran ir a por setas o a por leña y ver el telediario en casa, que salir a tomar un chato. Eso que se ahorran en euros y lenguas estropajosas.

 

El director de la caja lejos, lejos

Al día siguiente de volver a casa por Navidad te enteras de que al “majete” del director le han trasladado a otro pueblo de la carretera de Burgos, en el mismo camino que está el tuyo, pero a 70 kilómetros de distancia, donde ningún pobre jubilado estafado, ningún trabajador ahora en paro y que contaba con sus ahorrillos de la época de oro -sí, porque tu pueblo fue un lugar pintado en burbuja de colores, por la cantidad de urbanizaciones con fachadas diferentes que se edificaron en los últimos 30 años, ahí es nada, tan cerquita de Madrid y de la Sierra- decía que ahí, en ese otro municipio que está a 70 kilómetros, difícilmente irán a buscarle los antiguos amigos de mus o de dominó de las sobremesas, los arruinados, los que durante esta Navidad sólo han comprado algún polvorón y una tableta de turrón blando y otra de duro. Aunque las madres son tan habilidosas que han rellenado la escuálida bandeja con caramelos de colores vivos y los más chicos y los más viejos no se han dado mucha cuenta de lo desabastecida que está de turrones.

 

Al tiempo que te chivan en qué pueblo está el viejo director que ganaba al mus, te enteras de que este que ha venido nuevo lo han traído de otro sitio donde las preferentes y la misma caja han hecho estragos. Sí, no viene de lejos. De entre Segovia y Aranda de Duero, donde una noche ya le dieron una somanta un par de brutos a los que el pobre hombre no les pudo ver la cara. Sólo entendía los tacos y “cabrón, los ahorros de toda una vida de mi padre, que ahora no puede pagar ya su residencia.”

 

Perdón

Hasta aquí, el panorama con que miles y miles de españolitos venidos de fuera o de otras ciudades nos hemos topado al llegar a nuestras casas por Navidad. No sólo un hermano o un tío estaban en el paro, es que los ahorros de tus padres se han disipado, pese a estar metidos en unos títulos complejos en entidades tan solventes como la misma Caja de Madrid, la del Mediterráneo, Valencia, Bancaja, Caixa. Y no sólo las cajas -aunque sí las que más- sino que muchos bancos vendieron títulos en la modalidad de preferentes, aunque han sabido o intentado quitárselos de encima rápidamente o haciendo frente -los menos- al asunto con más o menos ganas.

En ocasiones hemos preguntado a los empleados que las vendían, a esos directores hace meses trasladados a centenares de un pueblo a otro a lo largo de toda la península para que nadie les partiera las piernas o la crisma, si sabían lo que vendían. La respuesta mayoritaria era, naturalmente, que no, como ha quedado demostrado en más de una sentencia.

 

Ni uno solo de los antiguos altos cargos de esas grandes entidades financieras -a las que estamos rescatando con nuestro dinero, ese que dicen que nos prestan los de Bruselas- ha pedido perdón, aunque sí que lo hizo un director de sucursal de Caja Madrid durante la Junta de Accionistas. El hombre ya se jubiló, pero con la conciencia maltrecha, aunque menos que todos los compañeros que han tenido que quedarse y que ocultan como pueden lo que hicieron por ese concepto de “obediencia debida” -acatar sin preguntar ni profundizar- tan militarmente extendido en el sector financiero. ¿Cómo va uno a demostrar al jefe que no entiende lo que le dicen que coloque?

 

Hay otra parte cómica-dramática de esta historia que hemos encontrado los que hemos vuelto a casa por Navidad. En cientos de grandes y pequeños municipios hay, pequeños y medianos ahorradores estafados por las preferentes. Pero resulta que ese prurito que perdió al director de sucursal y al empleado que nos vendió los títulos -el de no preguntar lo que no entendían para que no pensaran que era un gilipollas- se ha trasladado a una parte de los afectados, y de ellos se valen cajas y bancos para sujetar y soterrar el escándalo. Parte de los estafados no quieren dejar ver ante su vecino del pueblo, del barrio o de la ciudad que ha sido un estafado y por tanto, idiota. Es difícil explicar la conclusión, pero así se sienten.

Por eso, a la puerta de las grandes entidades que protestan contra uno de los más grandes escándalos financieros de este país, la estafa a millones y millones de pequeños ahorradores -y de algunos grandes- vemos principalmente a unos cientos que enarbolan pancartas y se asocian para denunciar y protestar.

 

Artículo publicado originalmente en Zoomnews.es

4 Comentarios

Comentarios

4 Comentarios

  1. Brand new synthetic version bagss are just these days during shops and that you will at the same time structure any poppers direct for the appearance brand new synthetic version sacks.

  2. Excelent Blog
    Download xender for pc share FILES ,PICTURES PC To any Android


Comparte tu Opinión

OPINA

 

Comprimidos

  • El nuevo líder del PP andaluz que quiere parecerse al viejo
    4 febrero, 2015 | 11:33

    Para que los andaluces tengan claro que están votando a los de siempre, se llame Juanma Moreno Bonilla o Javier Arenas, nada como una de comunicación no verbal. El líder amadrinado por Soraya Sáenz de Santamaría tiene la ardua tarea de no perder votantes, que es a lo que se dedica ahora en cuerpo y [...]

  • Para entender el cenagal de la corrupción, un libro de Pradera
    30 octubre, 2014 | 16:04

    ¿Quieres entender lo que nos está pasando? ¿Cómo hemos llegado a este cenagal, esta peste a podrido que todo lo invade? Busca un libro que se escribió hace 20 año y ha sido publicado ahora. Se títula “Corrupción y Política. Los Costes de la Democracía”. Lo escribió Javier Pradera, para muchos el mejor editor en [...]

  • No me llames Patricia, llámame Ana
    15 septiembre, 2014 | 14:19

    La primera orden de la presidenta del Santander a los medios ha sido clara. No me llames Patricia, llámame Ana. La semana pasada era Ana Patricia en todos los titulares, y esta semana es Ana a secas. Ana P. como se ha conocido toda la vida a la primogénita de Emilio Botín en las redacciones [...]

  • RSSArchivo de Comprimidos »