Política, tudosis

19 febrero 2013

¿Por qué nos mienten los políticos?

Por

-Asesores y políticos coinciden en que ocultar la verdad sirve para ganar tiempo y lograr pactos

-El 82% de los españoles no confía en Rajoy y el 88% tampoco cree a Rubalcaba

-Negarlo todo se está convirtiendo en defensa suficiente ante el estupor de los ciudadanos

-Dimitir por mentir sucede en los países nórdicos, germanos o sajones, pero no en los latinos

Ana Mato, la ministra que vive en la inopia

No hacen falta datos para percibir que la palabra de los políticos se ha convertido en sinónimo de mentira. Cuando se deja de confiar en alguien es porque crees que te engaña. El 82% de los encuestados en el barómetro del CIS de enero ven a Rajoy como una especie de Pinocho en La Moncloa, cuyos argumentos les merecen poca o ninguna confianza.

 

Aunque más escaso de fe anda Rubalcaba, tan incapaz de quitarse de encima el estigma del anterior gobierno, que al 88% les merece exigua credibilidad. Dos hombres en los que personalizar el descrédito que se ha extendido al compás de la corrupción y la sensación de que todos mienten como si fuese una patología consustancial a la política. “Es evidente que existe un deterioro esencial de la imagen de los políticos porque han aflorado comportamientos que el personal no traga más allá de que el PP no cumpla su programa de Gobierno, que es algo que a los votantes del partido no les indigna tanto. La gente no pasa por alto que hay una contradicción entre lo que se dice y lo que se hace. Y que no tiene nada que ver con la realpolitik y el pragmatismo en la acción de Gobierno y la renuncia a los ideales”, reconoce un diputado del PP y ex fontanero, consciente de que muchos ciudadanos se sienten insultados al escuchar ciertas declaraciones en los telediarios. Hartos de que se les considere tan tontos como para que la mera negación de los hechos sea suficiente para salvar el pellejo.

 

Ana Mato asegurando que ignoraba de dónde salía el dinero para viajes o fastuosas fiestas infantiles o González Pons presumiendo de transparencia –él, que fue consejero de Territorio y Vivienda en Valencia y mano derecha de Camps durante la etapa más lucrativa del Gürtel- y amenazando con demandar a casco porro a quienes “hayan manchado el honor del PP”. Honor, un concepto demasiado elevado para aplicarlo hoy en día a un partido. Como si a fuerza de repetirlo pudieran acabar convenciendo a alguien. Porque parece que la clase política se haya agarrado al autoengaño del ‘pensamiento colectivo’, para digerir mejor las mentiras compartidas de las que habla Daniel Goleman en El punto ciego. Esos filtros que usa la mente para sortear la realidad cuando se interpone en su camino, y que han sido la causa de errores políticos históricos.

 

Seguir leyendo en Zoomnews.es

 

 

Artículos Relacionados:

  1. ¿Por qué a los presidentes les mienten como bellacos?
2 Comentarios

Comentarios

2 Comentarios


Comparte tu Opinión

OPINA

 

Comprimidos

  • El nuevo líder del PP andaluz que quiere parecerse al viejo
    4 febrero, 2015 | 11:33

    Para que los andaluces tengan claro que están votando a los de siempre, se llame Juanma Moreno Bonilla o Javier Arenas, nada como una de comunicación no verbal. El líder amadrinado por Soraya Sáenz de Santamaría tiene la ardua tarea de no perder votantes, que es a lo que se dedica ahora en cuerpo y [...]

  • Para entender el cenagal de la corrupción, un libro de Pradera
    30 octubre, 2014 | 16:04

    ¿Quieres entender lo que nos está pasando? ¿Cómo hemos llegado a este cenagal, esta peste a podrido que todo lo invade? Busca un libro que se escribió hace 20 año y ha sido publicado ahora. Se títula “Corrupción y Política. Los Costes de la Democracía”. Lo escribió Javier Pradera, para muchos el mejor editor en [...]

  • No me llames Patricia, llámame Ana
    15 septiembre, 2014 | 14:19

    La primera orden de la presidenta del Santander a los medios ha sido clara. No me llames Patricia, llámame Ana. La semana pasada era Ana Patricia en todos los titulares, y esta semana es Ana a secas. Ana P. como se ha conocido toda la vida a la primogénita de Emilio Botín en las redacciones [...]

  • RSSArchivo de Comprimidos »