Política, tudosis

25 octubre 2013

González-Sinde, el Planeta, los servicios prestados… y los que vendrán

Por

La exministra de la Ley Sinde, escritora para el empresario Jose Manuel Lara

No es una cuestión de incompatibilidades lo que irrita tanto a los ciudadanos cuando se conoce que un nuevo político es premiado por una gran compañía de las que coleccionan asesores,consejeros y familiares para garantizarse que sus problemas serán escuchados y solucionados a la mayor brevedad posible. Lo que escandaliza a todos los que cada día lo tienen más difícil es el descaro. Que la ministra que ha bautizado una de las leyes más polémicas sobre propiedad intelectual comience una nueva vida profesional como novelista es legal, pero éticamente cuestionable. “Creo que ella se enteró una semana antes. Pensé que no era incompatible aunque sonaba feo”, comenta un exministro de Zapatero y colega de González-Sinde.

No es lo mismo comenzar con la humildad del principiante que el mayor grupo editorial en lengua española te catapulte a la fama gracias a la inversión promocional de su galardón estrella. Sobre todo cuando sus demandas han sido previamente incluidas en la ley Sinde –a la que ni tan siquiera el denostado Wert ha logrado cambiarle el título-. Era un secreto a voces que a la exministra de Cultura la crisis le estaba pasando factura como al resto de los españoles y también que estaba muy molesta por cómo la había utilizado el Gobierno del que había formado parte. Ella ya escribía guiones y algún libro infantil, aduce en defensa propia en las entrevistas que está dando estos días. Un currículum que otros colegas suyos castigado por la parálisis del cine, también podrían agitar pero a los que no había favor que devolver.

 

Sin autoengaño ninguno podríamos vivir, pero hay quien ingiere dosis más altas que la media. Los exministros tienen derecho a trabajar en la empresa privada. Claro. Ya lo hacían antes los que no habían medrado al abrigo del partido. Pero mientras unos vuelven a sus puestos como profesores o técnicos o profesionales liberales, otros tienen la suerte de entrar en el mundo de las élites económicas, convencidos de que su valía no tiene rival a pesar de que sus meteduras de pata estén documentadas en las hemerotecas. Es el caciquismo moderno.

 

“En tiempos de crisis, en los que se está echando también a directivos y se critica internamente traer a alguien de fuera porque se le mira con recelo, los que siguen en sus puestos es porque son rentables o porque están en empresas con dueño que hace lo que quiere. La rentabilidad se mide por lo que te pagan y ellos obtienen a cambio. Si ganas 150.000 euros por ser consejero y has hecho tres gestiones en el año que han reportado un millón a la firma, eres rentable”, explica un exministro bien situado. Algunos reconocen sin problemas que ser ministro puntúa. Al fin y al cabo, no hay tantos. “Tengo claro que me contrataron por haber sido ministro, pero me mantienen por mi trabajo. Puse una condición. Dije: no voy a hacer de abrepuertas. Y ellos respondieron que los abrepuertas les salían demasiado caros si solo hacían eso”, dice uno integrado en una competitiva compañía.

 

Los contactos de Aznar o Felipe cotizan porque aun tienen influencia en los que mandan en sus partidos y manejan información, amén de una distinguida agenda exterior. Lo mismo que ha influido en el nombramiento de Josep Piqué como consejero delegado de OHL, según uno de sus amigos del PP: “Tiene muchos contactos internacionales que sigue cultivando, que llames y se ponga el ministro de otro país o tengas hilo directo con el Gobierno de Rajoy, tiene un precio porque es algo a lo que solo unos pocos tienen acceso”.

Publicado en Zoomnews.es

 

Artículos Relacionados:

  1. ¿Saben los políticos para qué sirve la ley Sinde?
  2. Sus señorías flipan: de 15 a más de 1000 mails contra la ley Sinde en 5 días
  3. El estilo de los políticos: Ángeles González Sinde
11 Comentarios

Comentarios

11 Comentarios

  1. I agree. I remember the feeling that I got when I bought my first designer bag. It was actually a Louis Vuitton pochette. i think a bunch of us gals got our start on that bag.I personally don’t think knock- offs are worth it and they will probably ending up falling apart shortly after you buy one. On the other hand if you splurge on a moderately expensive bag like coach, dooney etc., you will have it for a long time. And if you go all out and get a LV or something along that line you know you will have it FOREVER.i remember in high school seeing girls carrying their mothers hand-me down Louis Vuitton’s and wanting one soooo bad. The point of that story is that a quality bag you will have forever and can trade with friends or pass onto your daughter, niece, cousin. A knock off bag will barely last you into the next season.

  2. Ponchikcot dice:

    Привет!

    http://buytimes.ru
    Покупаем элитные часы

  3. forina pure dice:

    forina pure

    [url=http://www.extrahealthzone.com/forina-pure/]forina pure[/url]

  4. Great work means this one only

  5. James dice:

    Android Game Development takes more than knowledge


Comparte tu Opinión

OPINA

 

Comprimidos

  • El nuevo líder del PP andaluz que quiere parecerse al viejo
    4 febrero, 2015 | 11:33

    Para que los andaluces tengan claro que están votando a los de siempre, se llame Juanma Moreno Bonilla o Javier Arenas, nada como una de comunicación no verbal. El líder amadrinado por Soraya Sáenz de Santamaría tiene la ardua tarea de no perder votantes, que es a lo que se dedica ahora en cuerpo y [...]

  • Para entender el cenagal de la corrupción, un libro de Pradera
    30 octubre, 2014 | 16:04

    ¿Quieres entender lo que nos está pasando? ¿Cómo hemos llegado a este cenagal, esta peste a podrido que todo lo invade? Busca un libro que se escribió hace 20 año y ha sido publicado ahora. Se títula “Corrupción y Política. Los Costes de la Democracía”. Lo escribió Javier Pradera, para muchos el mejor editor en [...]

  • No me llames Patricia, llámame Ana
    15 septiembre, 2014 | 14:19

    La primera orden de la presidenta del Santander a los medios ha sido clara. No me llames Patricia, llámame Ana. La semana pasada era Ana Patricia en todos los titulares, y esta semana es Ana a secas. Ana P. como se ha conocido toda la vida a la primogénita de Emilio Botín en las redacciones [...]

  • RSSArchivo de Comprimidos »