Política

28 diciembre 2013

La transcendencia política del caganer

Por

¿Pones un caganer en tu belén, pese a saber que es catalán? La respuesta es afirmativa después de realizar un sondeo en los puestos de belenes de la madrileña plaza Mayor. Y negativa si preguntas en el Congreso. Vamos, que el boicot al cava no parece afectar al tradicional payés haciendo sus necesidades en cuclillas. El enfado de los obispos catalanes por el caganer de La Moreneta era ¿porque es una imagen catalana, una mujer o porque es negra? Más allá del escaso sentido del humor de la Iglesia y de la clase política, hemos comprobado que el personal compra las figuritas de su belén con menos prejuicios que sus dirigentes. La mayoría de los que tienen escrúpulos -”no pongo una figura catalana en mi belén ni loca” oímos decir a una madre ídem de loca ante un puesto de artesanía navideña en la Plaza Mayor de Madrid -terminan cediendo a la presión de los niños o los nietos, que no se resisten a tener un cagón en la esquina más visible del pesebre más allá del idioma que hable el defecador.

2013-12-23-rajoy_caganet.jpg
Rajoy caganer.
Recorrer los kioscos de siempre que proceden de toda España y venden artesanía navideña -sobre todo del Levante- nos confirma que este año, y pese a la propaganda de los obispos a La Moreneta, es Mariano Rajoy el caganer que más se está vendiendo, si bien seguido muy de cerca por las posaderas al aire del Papa Francisco, cada día más popular entre creyentes y no creyentes. Pero es que el cagón de Rajoy tiene más méritos, confirman en los puestos 21, 22 y 23 “porque al presidente no le falta detalle, le han hecho muy bien y encima le han puesto unos granos en el culo, con lo que resulta muy gracioso. Normalmente, lo que más vendemos son deportistas y políticos y la gente se lo toma con humor” explica uno de los jóvenes que lleva el puesto, quien tras meditar un segundo añade: “Aunque siempre hay otros que reaccionan regular y te sueltan eso de antes muerto que poner en mi belén uno de esos catalanes. Pero al final terminan comprándolo”.

Josefa Pastor es la tercera generación de belenistas de la misma familia. Sus puestos son el 71 y el 72. “Mi madre me daba el pecho en el puesto. Mis abuelos comenzaron el negocio en la calle Espartinas, donde antes iban las casetas, pero mis padres ya se instalaron aquí”, cuenta delante de su hijo, que aunque vive y trabaja en Valencia, todos los años coge las vacaciones de diciembre para venirse a la Plaza Mayor de la capital: “Para mí la Navidad es la Plaza Mayor”, comenta el hijo, más cerca de los cuarenta que los treinta y con las manos en los bolsillos de la chupa por el frío que hace, pese al día despejado. Él sí que ha estudiado más de una vez la historia y el origen del caganer. “Es una figura a la que algunos tienen mucha manía. Todos los años nos lo dicen. Quizá en los últimos tiempos, más. Yo sé que su origen es canario, de cuando a los canarios les mandaban ‘a cagar a Cuba’ porque se iban allí de emigrantes. También se tiene por catalán y valenciano, pero yo creo que es canario”. Y lo resume, con el convencimiento del que ha buceado en la historia en internet “para poder contestar a los que cada año me preguntan por la figura. A los niños les encanta y es la primera que buscan y que les piden a sus padres que les compren. Y ellos, por muy politiqueros que sean, terminan cediendo a la presión infantil”, remata la historia el belenista viajado desde Valencia, no sin antes advertir que es la figura que más se vende junto con el Misterio y los Reyes Magos.

2013-12-23-IMG_5132.jpg

La popularidad del tradicional cagón con la barretina roja se mantiene por encima de los Ronaldo, Rajoy, Aznar, Francisco, Esperanza Aguirre. “Sí, sin duda el que más me piden es el cagón del gorrito rojo, el original”, dice Soraya, la vendedora del puesto 79, que nos lo enseña por encima de ovejas con lana de verdad, conejos con pelos auténticos y molinos o norias que empujan el agua, porque cada año crece la robótica artesanal, a veces incluso algo macabra cuando el carnicero corta la cabeza de la oveja una y otra vez sin piedad, como si estuvieran diseñados por los hermanos Cohen. Soraya, agradable, sigue a lo suyo ajena a la noria y al carnicero, que para eso la hemos preguntado por el caganer: “Los hay muy raros, que quieren un caganer, pero que no sea catalán, sino madrileño. Incluso nos dicen que a ver si hacemos uno de Madrid, pero a mí todos me vienen de Cataluña”.

Animadas por los vendedores de la Plaza Mayor y legitimadas ante tema tan importante por la solemnidad con que los Amics del Caganer tratan a tan simpática figura – “en el belén es un contrapunto que humaniza la representación del misterio de Navidad y hace de esta representación doméstica una maravillosa síntesis que armoniza su mensaje transcendente y sobrenatural con la realidad material y los condicionamientos biológicos de nuestro organismo”- un día de diciembre más o menos aburrido en el Congreso de los Diputados nos lanzamos a preguntar a sus señorías por los cagones del belén, para saber si en sus respectivos hogares el hecho de que sea una figura presuntamente catalana les crea algún conflicto político. Hace falta tener correa para encajar la pregunta, y el primero que lo hace es el secretario de Relaciones con las Cortes, José Luis Ayllón: “En mi casa no ponemos el belén, pero si lo pusiera pondría el caganer de la barretina roja, el auténtico, no una de esas figuras de famosos. Pero mi madre es catalana y nunca lo ha puesto”.

Tampoco la madre de Soraya Rodríguez, la portavoz del PSOE, es partidaria del cagón en el belén, pero “es que somos de Valladolid y allí no hay tradición de poner caganer. Además, estoy segura de que a mi madre, que piensa diferente a mí, la parecería una ordinariez poner un señor haciendo sus necesidades en el nacimiento. Y no, ella no lo pone ni lo pondría”.

El más hábil y rápido, quizá el que antes ve por dónde va la pregunta, es Alfonso Alonso, el portavoz del PP y exalcalde de Vitoria, que tiene una respuesta rápida y clara: “En mi tierra tenemos al Olentzero, un carbonero mitológico que trae regalos en Navidad”. No es un cagón, pero según la inefable wiki es un hombre grueso, desharrapado, manchado de carbón, de buen comer y borrachín. Es de origen navarro y terminó implantándose en Euskadi, lo cuál no significa que Navarra sea Euskadi, no empecemos a dar trasfondo político también al pobre carbonero.

Otro dato a tener en cuenta. Por lo que hemos podido averiguar en nuestros más que discretos y exhaustivos sondeos a pie de pasillo y de Plaza Mayor, ni la publicidad de los obispos por el caganer de La Moreneta, ni la fama del cagón de Francisco o de Rajoy -con granos- ni el de Messi se verán afectados en sus ventas por esa ola de soberanismo catalán o de nacionalismo español que nos invade, sino más bien por la falta de euros que nos entran en nuestros bolsillos.

Feliz Navidad.

10 Comentarios

Comentarios

10 Comentarios

  1. Liibaan dice:

    Thank you a whole lot to your crucial. This job rreeiqud quite a while to discover this site. Discuss to be a phony via the internet when it comes to trying to find things regarding askjeeve. Anyway added this website therefore the a lot easier intended for so when. Thank you Dirty Have a discussion Suggestions[]

  2. cheap viagra dice:

    Heckuva good job. I sure appreciate it.

  3. Thinking like that is really impressive

  4. I see, I suppose that would have to be the case.

  5. Your answer was just what I needed. It’s made my day!

  6. Economies are in dire straits, but I can count on this!

  7. I was looking everywhere and this popped up like nothing!


Comparte tu Opinión

OPINA

 

Comprimidos

  • El nuevo líder del PP andaluz que quiere parecerse al viejo
    4 febrero, 2015 | 11:33

    Para que los andaluces tengan claro que están votando a los de siempre, se llame Juanma Moreno Bonilla o Javier Arenas, nada como una de comunicación no verbal. El líder amadrinado por Soraya Sáenz de Santamaría tiene la ardua tarea de no perder votantes, que es a lo que se dedica ahora en cuerpo y [...]

  • Para entender el cenagal de la corrupción, un libro de Pradera
    30 octubre, 2014 | 16:04

    ¿Quieres entender lo que nos está pasando? ¿Cómo hemos llegado a este cenagal, esta peste a podrido que todo lo invade? Busca un libro que se escribió hace 20 año y ha sido publicado ahora. Se títula “Corrupción y Política. Los Costes de la Democracía”. Lo escribió Javier Pradera, para muchos el mejor editor en [...]

  • No me llames Patricia, llámame Ana
    15 septiembre, 2014 | 14:19

    La primera orden de la presidenta del Santander a los medios ha sido clara. No me llames Patricia, llámame Ana. La semana pasada era Ana Patricia en todos los titulares, y esta semana es Ana a secas. Ana P. como se ha conocido toda la vida a la primogénita de Emilio Botín en las redacciones [...]

  • RSSArchivo de Comprimidos »